A La Sombra de Kennedy

‘A La Sombra de Kennedy’ es un drama sin dramatización sobre el sucesor de Kennedy que presenta el otro punto de vista de los hechos de una manera sutil y correcta.

Título original: LBJ (Lyndon B. Johnson)
Dirección: Rob Reiner
Guion: Joey Hartstone
Fotografía: Barry Markowitz
Reparto: Woody Harrelson, Bill Pullman, Jennifer Jason Leigh, Michael Stahl-David, Richard Jenkins, …
Fecha de estreno: 23/11/2018
País: Estados Unidos. Duración: 98′. Género: Drama
Distribución: Festival Films. Cines: 24. Trailer.

Sinopsis: explica la historia de Lyndon Baine Johnson, el sucesor de John Fitzgerald Kennedy, que asumió el cargo de presidente de 1963 a 1969.

Rob Reiner estrenó en 2017 su película número veinte, después de obras como Misery, Algunos Hombres Buenos o La Princesa Prometida. Esta vez vuelve a adentrarse en el drama político, como hizo ya en El Presidente y Miss Wade, contando la historia de Lyndon B. Johnson. Y lo hace, primeramente, con un montaje ágil mezclando líneas temporales y, luego, vuelve al convencionalismo. Pese a no destacar como biopic, tiene algunos aspectos muy interesantes sobre el retrato que hace de Kennedy y el guion de Joey Hartstone es magistral.

El buen trabajo de la dirección y guión es complementado (y es lo que da puntos positivos a la película) con una soberbia actuación de Woody Harrelson como Lyndon B. Johnson (pese a que no se parezca mucho). Su acento, sus expresiones con alto porcentaje de maquillaje y la manera como hace creíble sus diálogos hacen que el espectador siga a su personaje y no desconte. Los 98 minutos de metraje son ideales, ni más ni menos, para contar un relato carente de emoción, preciso y muy correcto.

Lo bueno: las metáforas de LBJ.
Lo malo: el personaje de Jeffrey Donovan como JFK, horrible.

Nota: 7/10

Anuncios

La Forma del Agua

Demasiado fantástico como para creérselo. El director de ‘La cumbre escarlata’ o ‘El laberinto del Fauno’, Guillermo del Toro, vuelve al cine con otra película fantástica, esta vez ambientada en la Guerra Fría para explicar una historia romántica entre una mujer muda y un anfibio.

Una vez más, Del Toro nos sorprende con un argumento peculiar y llamativo con el que pretende explicar una historia de amor hermosa, emotiva y conmovedora rodeada de elementos del género fantástico. Podríamos decir que es un romance fantástico que, gracias a la actuación de Sally Hawkins, que pese a ser muda sabe transmitir y hablar mucho, y Doug Jones dentro de esa criatura que le da alma, y la música magistral de Alexandre Desplat, le dan un toque personal, único e inmejorable.

Sin embargo, el film contiene instantes y elementos que me hacen sacar de esta historia de amor y me descolocan, provocando así cierto rechazo e imposibilitando que me crea lo que me cuenta. De este modo, personalmente la película técnicamente es excelente, pero es su thriller el que se me hace interesante, no su romance, y se sustenta en su gran mayoría por este amorío, por lo que acaba siendo una decepción.

‘La Forma del Agua’ puede ser el film más completo de Guillermo del Toro y el mejor en aspectos técnicos, ya que su fotografía, banda sonora, escenarios y manera de grabar son dignos de admirar -no es una mala película-. No obstante, si uno no entra y no se cree el amor entre Elisa y el anfibio se queda en un mero inteligente ejercicio cinematográfico disfrutable y difícil de olvidar, y también, en una mera historia de amor demasiado ‘ñoña’ que quiere conquistar a toda costa al espectador.

Lo bueno: Sally Hawkins.

Lo malo: que no seduzca al espectador, como pretende, y seas de los pocos a los que no le ha gustado.

Nota: 6/10

Distribuida por 20th Century Fox
Estreno en 294 cines