La suerte de los Logan

Soderbergh y los hermanos suertudos. El director de la hilarante saga de los ‘Ocean’s’ y muchos otros títulos vuelve a dirigir un proyecto prometedor y jocoso junto con Channing Tatum y Adam Driver.

Los hermanos Logan tienen una posible maldición familiar que les persigue y planean cambiar su mala suerte atracando el dinero de una carrera de la NASCAR. Ambos hermanos interpretados magníficamente por Tatum y Driver (y la hermana por Riley Keough) que se compenetran magistralmente con sus diálogos y actos. Serán ayudados por un experto, actuado por Daniel Craig quien vuelve a demostrar que es un actor polifacético y muy convincente en cada papel.

A parte de un elenco actoral que da la talla, tenemos delante una ración de humor de todo tipo que nos acompaña en un viaje entretenido, agradable e ingenioso. Si es cierto que cuesta que arranque y entres en la trama, pero en seguida te coge y no te suelta gracias a su diálogo ágil y conciso perfectamente hilvanado.

Soderbergh vuelve hacer de las suyas en una película que no es una obra maestra, pero sí un producto eficiente y muy propio del autor que entra bien y deja muy buen sabor de boca. Mezcla perfecta y original entre comedia absurda y drama familiar.

Lo bueno: su conclusión, Daniel Craig y la canción “Country Roads” de John Denver.

Lo malo: que la alarguen innecesariamente.

Nota: 7’5/10

Distribuida por DeAPlaneta
Estreno en 151 cines
Anuncios