Book Club

Lo que une Christian Grey. Bill Holderman empieza su filmografía con un largometraje simpático, entretenido y distraído sobre un grupo de amigas que se encuentran una vez al mes para comentar una novela.

Este sencilla premisa del argumento ya nos da a entender por dónde irán los tiros de la película. Desde un principio cabe decir que es una comedia con tintes dramáticos que dura 86 minutos y es de buen ver. Su visionado no hace daño y, pese a que tenga algunos ‘gags’ muy trillados o simples, la risa está asegurada.

Esta sonrisa y, quizás, carcajada que sacará al público será gracias a las interpretaciones del cuarteto protagonista: Jane Fonda, Diane Keaton, Candice Bergen y Mary Steenburgen son las encargadas de dar vida y alma a una historia simpática para pasar una divertida hora y media. Cada una saca su potencial para que la historia se desarrolle por episodios hasta que se van juntando y resolviendo.

Junto a los personajes femeninos, las incursiones en el guión de los papeles masculinos le da esos toques de humor que obligan a empatizar y reír un buen rato. Y todo esto provocado por la lectura de “50 Sombras de Grey” que, puede parecer típico o bochornoso, pero que como ‘guilty pleasure’ funciona perfectamente. Además, de algunas de las historias se pueden extraer interesantes reflexiones sobre temas sociales actuales.

Lo bueno: Diane Keaton y su cisne.

Lo malo: es fácilmente olvidable.

Nota: 6’5/10

Distribuida por Vértigo Films
Estreno en 253 cines
Anuncios

Yucatán

A la deriva entre trampas y estafadores. El director de ‘Celda 211’ y ‘El Niño’ Daniel Monzón vuelve al cine cambiando el habitual registro. Esta vez quiere regalar al público una comedia refrescante y entretenida a bordo de un crucero Pullmantur. Cabe decir que Monzón ya hizo una incursión en el género con “El Robo Más Grande Jamás Contado” en 2002.

Para empezar, lo que Monzón quiere brindar al espectador es una mezcla bien curiosa que logra ser satisfactoria. En la película encontramos una mezcolanza de comedia romántica y familiar e intriga típica en films de atracos y estafas -(¿podemos hablar de un ‘Ocean’s Eleven español?), todo esto sin dejar de lado el eje central: el viaje por Casablanca, Tenerife, Brasil y Yucatán.

Luis Tosar, Rodrigo De la Serna y Stephanie Cayo encabezan el reparto, ya que son los responsables de conseguir que uno se entretenga al comienzo de la película. Asimismo, Joan Pera los sigue como gran protagonista que, a medida que pasan los minutos, va cogiendo protagonismo hasta convertirse en lo mejor del film. Su personaje junto a su familia le dan los toques de comedia bien dosificados y sin caer en la tontería, pero sí la convencionalidad.

No obstante, ‘Yucatán’ podría pecar de exageración en según que subtramas y aventuras que suceden en el film. Hay instantes sobresaltados y difíciles de creer que descolocan un poco, pero, por mucha comedia que sea, tiene sus momentos de espectacularidad que ayudan a que sus 130 minutos pasen volando.

Así pues, Daniel Monzón consigue crear una verdadera ‘boat movie’ interesante, con algún que otro mensaje para reflexionar y una historia entretenida. Cae en ñoñerías y situaciones embarazosas, pero el argumento se desarrolla y, como espectador, lo sigues felizmente.

Lo bueno: todo el reparto destacando a Joan Pera y Rodrigo De La Serna.

Lo malo: que tras aventura y aventura uno piense que le están tomando el pelo.

Nota: 6/10

Distribuida por 20th Century Fox
Estreno en 362 cines

Normandía al Desnudo

Un pueblo unido por un desnudo. El director frances Philippe Le Guay viaja al pueblo normando Mêle-sur-Sarthe para contar una historia sobre una villa unida por un desnudo y defender sus derechos.

El argumento nos centra en el pequeño pueblo de Normandía donde se están produciendo unas movilizaciones por culpa de la crisis agrícola. Todo cambiará cuando la llegada de un fotógrafo norteamericano decidirá fotografiar el pueblo desnudo en un precioso campo verde normando. Es en esta sencillez de historia donde reside la virtud del filme porque de este argumento, el director y sus guionistas nos brindan una comedia dramática muy natural y actual.

Los personajes entrañables del filme están capitaneados por el alcalde querido del pueblo que es interpretado por François Cluzet y se encargará de organizar e incentivar a que el pueblo vaya a desnudarse para hacer la fotografía. Toby Jones se encarga de dar vida al fotógrafo norteamericano que hace una actuación correcta, sin más. Gracias al conjunto de secundarios, la película coge fuerza para dar sentido a un argumento con el que se le puede extraer muchos debates: la satirización de la fotografía artística, la timidez de los vecinos, la protesta contra la crisis social, la unión de un pueblo por una causa, los prejuicios entre conciudadanos, entre otros.

De este modo, ‘Normandía al desnudo’ es una simpática comedia recomendable que pasa muy deprisa (105 minutos), invita a pensar y no pretende ser ambiciosa, con lo cual le favorece mostrar lo que es.

Lo bueno: sus personajes.

Lo malo: que la simpatía que presenta se convierte en una estupidez.

Nota: 6’5/10

Distribuida por Vértice Cine

Campeones

“A mi tampoco me gustaría tener un hijo como yo, pero sí me gustaría tener un padre como tú”. Esta es la frase que resume la película de Javier Fesser sobre un entrenador de baloncesto con prejuicios que debe hacerse cargo de un equipo de discapacitados intelectuales.

Después de hacer Mortadelo y Filemón, Fesser regresa a la gran pantalla con una comedia dramática sobre una situación cotidiana que plantea interesantes debates como, por ejemplo, sobre lo que es normal. Además, acompaña al espectador durante 124 minutos sin hacerse larga ni pesada, siempre manteniendo el interés por saber cómo evoluciona el personaje de Marco, magníficamente bien interpretado por Javier Gutiérrez.

Hay que decir que, nada más empezar la película ya sabes qué pasará y, toda ella es bastante predecible. No deja de ser un drama típico sobre un tema actual con el que muchos se pueden identificar, por lo que no juega con el factor sorpresa. Aun así, el carisma y el esfuerzo de todos los integrantes del film hacen que, como drama nos de momentos verdaderamente emotivos y, como comedia nos regala instantes para enmarcar.

Javier Fesser logra hacer una película completa que no deja indiferente y que obliga a pensar sobre los pensamientos que tenemos acerca de determinadas personas sin  antes conocerlas.

Lo bueno: la ternura que desprende cada personaje sin caer en el dramatismo extremo.

Lo malo: la historia de amor parece añadida con calzador.

Nota: 8/10

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 286 cines

La Muerte de Stalin

Sin Stalin, ¿que hacemos? El creador de la exitosa serie “Veep”, Armando Iannucci sigue en el género de la comedia con esta película sobre la muerte del dictador Iósif Stalin y la pugna por el poder en los días posteriores.

La noche del 2 de marzo de 1953, el dictador ruso murió en su despacho y los días posteriores, los personajes más importantes de su gabinete, como Nikita Kruschev, interpretado magistralmente por Steve Buscemi, quien hace un duo perfecto con Simon Russell Beale que encarna a Lavrenti Beria, decidieron qué hacer con el cadáver y quién debía sucederle. Es aquí donde reside las dos grandes virtudes: sus actuaciones y sus diálogos, ya que ambos aspectos ponen cara, ojos y sátira al film que pretende desmitificar las figuras del Politburó ruso y darles otro enfoque.

La película es un ataque directo al poder dictatorial, a las formalidades, a las ansias de poder y las incongruencias que éste produce, entre otros temas que, juntos hacen una comedia satírica muy recomendable para los amantes del género y que va de menos a más. Así pues, Iannucci muestra otra cara sobre un episodio curioso de la Historia de Rusia de la mejor forma: con entretenimiento, risas, críticas políticas y, auténticos y frenéticos instantes de discusión.

Lo bueno: Simon Russell Beale y su diálogo.

Lo malo: que Jason Isaacs no sea uno de los protagonistas.

Nota: 7/10

Distribuida por Avalon
Estreno en 46 cines

The Party

Sorprendente comedia teatral. La director Sally Potter vuelve al cine después de cinco años de inactividad con una comedia negra muy recomendable e imprescindible.

La historia que nos presenta es la de Janet, una mujer que organiza una fiesta con sus amigos tras ser nombrada ministra del Gobierno, pero este encuentro se convertirá en una celebración totalmente surrealista e hilarante. Su reparto es la gran virtud del film, constituido por siete nombres: Patricia Clarkson, Bruno Ganz, Cherry Jones, Emily Mortimer, Cillian Murphy,Kristin Scott Thomas, Timothy Spall. Todos están excelentes y permiten que el hilo argumental se desenvolupe de manera ágil y sorprenda cada minuto al público.

La película contiene historias independientes que se desarrollan en una misma casa disparando contra temas como el feminismo, la maternidad, la fidelidad, la política y la lealtad que, de cada uno, puedes sacar una propia conclusión. No obstante, la conclusión final no se cierra hasta que se acaba el film y, esa es otra virtud, ya que como espectador estás expectante por todo lo que ocurre, creándose así una especie de ‘thriller-drama’ frenético, divertido y preciso.

‘The Party’ de Sally Potter es una bomba de relojería, que va ganando minuto a minuto y logra entretener durante sus 71 minutos en una comedia negra y dramática con unos diálogos brillantes. Una verdadera sorpresa de obligado visionado.

Lo bueno: todo su elenco y su capacidad por introducir al espectador en medio del ‘follón’.

Lo malo: que no se vea.

Nota: 8/10

Distribuida por Avalon
Estreno en 52 cines

The Disaster Artist

Lo bueno se hace esperar. Y eso es justo lo que debieron inculcarle al joven James Franco que no sólo protagoniza la excelente “The disaster artist” sino que también se atreve colocándose detrás de la cámara.

“The Disaster Artist” supone la adaptación del libro de Greg Sestero que habla sobre la producción de una de las consideradas peores películas de la historia, “The Room”, dirigida y protagonizada en el año 2003 por Tommy Wiseau. Estamos ante un biopic distinto, fresco y que, a pesar de saber cómo acabará, no podemos evitar sentir esa emoción que el buen cine logra a medida que se va acercando el final.

Una película debe tener un muy buen comienzo y un mejor final. Este es el caso de “The Disaster Artist”, que con sus primeros minutos de testimonios no sólo aporta originalidad sino que además ya dibuja una sonrisa en la cara del espectador avisándole de la maravilla que le espera. 

El sentido del humor que inserta James Franco en su película es de lo mejor de la cinta, un humor inteligente y en ningún momento forzado (cosa que podría haber ocurrido por el personaje interpretado por aquél). Su casting ha sido uno de los grandes aciertos: no nos podemos imaginar a otro que no sea James Franco como Wiseau, Dave Franco está simplemente brillante y sus secundarios como Seth Rogen son piezas esenciales para elevar esta comedia que sin duda podría ser la definitiva de este 2017.

“The Disaster Artist” logra ser un biopic desternillante, original, fresca y que en ningún momento pierde al espectador por el camino. Con esta cinta James Franco demuestra ser un auténtico valiente, de aquellos que no deberían dejar de serlo de aquí en adelante. Gracias, señor Franco. El cine se lo agradece.

Lo mejor: James Franco y los momentos de rodaje.

Lo peor: Que al ser un biopic la gente no apueste por ir al cine.

Nota: 9/10

Escrita por Gabriela Rubio

Distribuida por Warner Bros. Pictures
Estreno en 124 cines