Fast & Furious: Hobbs & Shaw

‘Hobbs and Shaw’ es una salvajada super entretenida y divertida. Johnson y Statham reparten burlas y golpes para que el espectador se adentre en una película de acción de calidad.

Título original: Fast & Furious Presents: Hobbs & Shaw
Dirección: David Leitch (Deadpool)
Guion: Chris Morgan, Drew Pearce
Fotografía: Jonathan Sela
Música: Tyler Bates
Reparto: Dwayne Johnson, Jason Statham, Idris Elba, Vanessa Kirby, Helen Mirren, Eiza González, Eddie Marsan, …
Fecha de estreno: 01/08/2019
País: Estados Unidos. Duración: 135′. Género: Acción.
Distribución: Universal Pictures. Cines: 389. Tráiler.

Sinopsis: El agente Hobbs y el mercenario Shaw tendrán que dejar atrás sus insultos, golpes y burlas para acabar con Brixton, un personaje ciber-genéticamente mejorado que pretende acabar con el mundo.

David Leitch terminó de dirigir Deadpool para dedicarse a un proyecto más grande y ambicioso como es este spin-off de la célebre saga Fast and Furious. Leitch y su equipo dan forma a este proyecto, que surgió de la octava película de la saga, con un argumento simple y muy visto en el que hay un antagonista que quiere terminar con el mundo. Nada sorprendente. En este caso, no hay un solo salvador sino tres, pero destacan por encima de todos, los personajes de Hobbs y Shaw, ambos interpretados magníficamente por Dwayne Johnson y Jason Statham, respectivamente.

Las burlas, los insultos, duelos y destrozos que nos regalaron en Fast and Furious 8 vuelven a verse en esta película con más metraje y más exageración. Explotan hasta la saciedad las diferencias entre Hobbs y Shaw, que es lo que el espectador busca, mientras van desarrollando el argumento para, finalmente, juntarse y luchar contra un común adversario. Como se puede contemplar, no difiere mucho de su saga.

Idris Elba es el responsable de ser el malo, Brixton, y representa a un grupo extremista y xenófobo que quiere la supremacía de una raza a través de la tecnología, un elemento muy interesante. Otro aspecto es que la película aprovecha la mala relación entre los dos protagonistas para explicar que, dejando las diferencias a parte, centrándose y haciendo uso de la razón, se pueden solucionar los problemas. Y no olvidar el mensaje o símbolo de la importancia de tus raíces, la familia y tu tierra, un tema también para reflexionar.

En definitiva, Hobbs & Shaw es una película de acción notable, muy entretenida y divertida que, quizás peca de tener instantes demasiado dramáticos que no aportan nada a la trama, pero que siguen con el estilo de la saga original.

¿Recomendable? Por supuesto.

Lo bueno: su acción y la dupla Johnson-Statham.
Lo malo: momentos dramáticos totalmente innecesarios.

Nota: 8/10

Belleza Oculta

Una película bien conseguida que sabe encontrar el equilibrio emocional y proyectarlo adecuadamente hacia el espectador. David Frankel, director de “El diablo se viste de prada”, consigue en este film exprimir, a fondo, la fibra sentimental y, al mismo tiempo, el gran talento de actores de la talla como Helen Mirren, Keira Knightley, Kate Winslet o el mismo Will Smith.

La trama principal discurre a través del protagonista (Will Smith) y al problema que cierne sobre él, desde con su conducta hacia sus antiguas amistades y compañeros de trabajo, com a su propia familia. Asimismo, los personajes que se nos presentan como secundarios, desde un principio, acabarán compartiendo protagonismo con Smith y, a la vez, sus historias se entrelazarán, consiguiendo un final totalmente inesperado para el espectador, con un guión a manos de Allan Loeb (“The space between us”) muy ingenioso y una puesta en escena de los actores bien estudiada.

A banda de la magnífica dirección del film, cabe criticar la excesiva imagen que da de paranoico el propio protagonista que en algunos momentos puede que incluso al espectador le suscite cierta sobreactuación en momentos puntuales del metraje. También, es una película que juega mucho con la lágrima fàcil y, para aquellos que, de alguna manera, no les gusta ver “dramones”, este film se añade a la colección aunque no todo gire a través de esto.

En resumen, de esta película puedes esperarte que no todo lo que se te mostrará desde un principio acabará siendo tal y como se espera, jugando con las emociones del espectador hasta el último momento.

Lo bueno: El guión, dirección y actuación de todos los protagonistas en general.

Lo malo: sobreactuación de Will Smith y algunos momentos que hieren la fibra sensible que todos llevamos dentro.

Nota: 7,5

Escrita por Albert Sánchez

Fast & Furious 8

Tenemos gasolina para rato. La familia de Dominic Toretto vuelve una vez más con mucha más acción, más efectos, más escenas sorprendentes, más personajes, una nueva historia y una película más de la saga que, para mi, es mejor que la séptima.

Este tipo de creaciones debemos encasillarlas en su género y valorarlas según sus propósitos y puntos fuertes, es decir, no nos encontraremos un diálogo perfecto ni muchos mensajes reflexivos. Con esta película debemos disfrutar viéndola en el cine -en casa pierde mucho- y sabiendo lo que nos vamos a encontrar. En concreto, esta octava entrega nos deleita con una historia típica y muy previsible con una antagonista excelente que es Charlize Theron.

Como todas las otras, tiene sus fallos y momentos poco creíbles, pero si vamos sin prejuicios pensaremos que hemos visto una buena película de acción y muchas ‘ostias’ donde los coches ya no son los protagonistas. En comparación con la séptima, personalmente me gusta más la nueva entrega porque tiene más historia y menos espectacularidad por lo que juega a su favor. Además, tiene frases e instantes buenísimos con Jason Statham y el típico humor de siempre de Tyrese Gibson que se agradece.

‘Fast and Furious 8’ es absolutamente lo que queremos si buscamos lo que hay que buscar. Se han vuelto a superar.

Lo bueno: momentos de Jason Statham y la superación sin exceso.

Lo malo: desaprovechado Kurt Russell y los típico en esa saga.

Nota: 6/10

Sigue leyendo

Trumbo

trumboSeriedad con humor. El objetivo del director Jay Roach es enseñar cómo era ser comunista dentro de Hollywood dando protagonismo a los guionistas y poniendo humor. Quiere extraer un poco de seriedad al conflicto para que salga una rica e interesante comedia negra.

El filme está protagonizado por un Bryan Cranston sublime acompañado de un reparto secundario bárbaro (a destacar a Helen Mirren y John Goodman). Además, el guionista consigue crear un diálogo correcto, trabajado y conciso que se adhiere a los personajes perfectamente creando debates inquietantes.

El director consigue hacer un biopic de un tema importante en la historia del cine dándole toques de comedia gracias a un diálogo interesante y unas interpretaciones estupendas. Los guionistas son una parte imprescindible en las películas y, a veces, caen en el olvido del espectador.

Nota: 8/10