Green Book

‘Green Book’ es una ‘road movie’ y ‘buddy film’ que enfrenta valores como la elegancia y la rudeza o la finura y la grosería para sacar una sonrisa final tras un viaje lleno de reflexiones ya vistas.

Título original: Green Book
Dirección: Peter Farrelly
Guion: Brian Hayes Currie, Peter Farrelly, Nick Vallelonga
Fotografía: Sean Porter
Música: Kris Bowers
Reparto: Viggo Mortensen, Mahershala Ali, Iqbal Theba, Linda Cardellini, Ricky Muse, David Kallaway, …
Fecha de estreno: 08/02/2019
País: Estados Unidos. Duración: 130′. Género: Drama.
Distribución: Entertainment One. Cines: ?. Trailer

Sinopsis: explica la historia de Tony Lip, un italoamericano del Bronx contratado para ser el chófer de un pianista negro durante su gira por el Sur de Estados Unidos, enfrentándose a temas relacionados con el racismo y los prejuicios.

Pocas expectativas había al conocer el nuevo trabajo de Peter Farrelly, director de ‘Algo Pasa Con Mary’, ‘Pegado A Ti’ y ‘Dos Tontos Todavía Más Tontos’. No obstante, su último trabajo es diferente ya que va directo al corazón y al cerebro del espectador porque trata temas como el racismo en el sur de los Estados Unidos y los prejuicios de la época. Ambos temas ya están más que utilizados y desgastados en el cine y nada sorprende en lo que cuenta, pues se puede intuir hacia dónde tirará el argumento. Aun así, Farrelly logra encandilar al público con una curiosa e interesante ‘road movie’ y ‘buddy film’.

Sin ninguna duda, el mayor punto positivo del film son sus dos actores titánicos: Viggo Mortensen y Mahershala Ali. Los dos hacen un dúo creíble gracias a un guion correcto y ayudan a entrar en una historia que si no fuera por ellos, nada destacable tendría. Todo lo que cuenta esta película ya se sabe, pero funciona y es capaz de sacar una sonrisa final como epílogo a un viaje que invita a la reflexión, por mucho que ésta esté muy vista.

Lo bueno: la evolución de personajes y la elegancia de Mahershala Ali.
Lo malo: hay momentos que el retrato del racismo es muy simplón.

Nota: 7/10

Anuncios

Detroit

La indignación de Bigelow. La célebre directora de películas como “En Tierra Hostil” o “La Noche Más Oscura” vuelve a las salas de cine con una apuesta ambiciosa, interesante y decidida a indignar al público. En esta película deja las bombas y el terrorismo para adentrarse en la ciudad de Detroit en julio de 1967 cuando se disputaba una auténtica guerra civil.

Nada más empezar la película, ya sabemos que nos encontraremos porque Bigelow nos tiene acostumbrados a un trabajado y buen cine a nivel técnico. La nerviosa puesta en escena del film es la gran protagonista ya que sus idas y venidas desquician y hacen estar en tensión constantemente. Además, las actuaciones del elenco actoral son muy correctas, sobretodo la de Will Poulter, responsable de que salgas de la sala de cine queriendo su muerte. Y, si lo miramos en un tono histórico, vemos que la directora ha querido representar fielmente esa Detroit de años 60 donde el racismo, en según qué cuerpos de seguridad, y en la misma sociedad existía. 

Sin embargo, con Bigelow siempre hay ‘peros’ y, en esta ocasión, remarco como negativo su innecesaria duración de 143 minutos, su intención de indignar hasta que te sientes obligado a hacerlo, y su irregularidad en ritmo y provocación. Personalmente, me esperaba una película más dinámica y diferente, pero es una más dentro del género del drama racial. 

Lo bueno: Will Poulter.

Lo malo: su inexplicable duración y que no vaya más allá de lo que cuenta.

Nota: 6/10

Distribuida por Entertainment One
Estreno en 215 cines

Un Reino Unido

Una unión convencional, pero necesaria. La directora Amma Asante nos trae un drama racial basado en hechos reales sobre la relación entre el Príncipe de Botsuana y una mujer blanca británica.

Una película que nos cuenta una historia necesaria y digna de saber, una más sobre los hechos acaecidos en la descolonización e independencias del siglo XX. Sin embargo, por muy necesaria que sea no hace justicia a los sucedido porque tanto Rosamund Pike como David Oyelowo no son creíbles en sus papeles y sobreactúan en algunos momentos. Además, históricamente no es del todo correcta y no se desmarca como drama racial comparandola con otras películas. Siempre es la misma historia y contada de la misma manera.

Asimismo, técnicamente es típica y no sorprende en nada, sobretodo su banda sonora que no aporta nada al film salvo elevar los momentos lacrimógenos. Una historia interesante de saber, pero ejecutada sin pena ni gloria.

Lo bueno: su historia.

Lo malo: su ejecución.

Nota: 5/10

Sigue leyendo

Loving

lovingLa historia de los Loving. El director Jeff Nichols quiere explicar una historia necesaria de los años 50 en los racistas Estados Unidos cuando un matrimonio entre un hombre blanco y una mujer negra estaba mal visto, se llevaba a juicio y, en concreto, se obligaba a exiliarse de su Estado.

La película no solo plantea el tema sobre el racismo de la justicia en ese momento -ya muy visto actualmente- sino, también, la cuestión sobre la preocupación de una madre por la infancia de sus hijos y de criarlos obligadamente en una ciudad.

La historia está contada de principio a fin sin desviarse mucho de su hilo argumental y, probablemente, sea aquí donde falla ya que la historia podría dar mucho más de sí e indagar en otros aspectos. Además, los personajes de Richard y Mildred Loving interpretados por Joel Edgerton y Ruth Negga no me transmiten absolutamente nada y parecen inexpresivos. Por suerte, a medida que pasan los minutos, Mildred coge fuerza e importancia y empieza a conectar con el espectador, pero, pese a que la historia esté bien contada, hay cierta restricción emocional y contextual que impiden enlazarme con la historia.

El director expone una historia necesaria de llevar al cine que podría haber exprimido más.

Lo bueno: Ruth Negga.

Lo peor: podría haber dado más de sí.

Recomendable para esas personas que les gusten los temas raciales en los Estados Unidos y los judiciales.

Nota: 6’5/10

Sigue leyendo

Gran Torino

gran_torinoEl americano Eastwood. El mítico actor y director del cine dirigió una historia sencilla que requiere credibilidad en todo momento para dejarte envolver. Y así es.

Esta película cuenta con una de las mejores interpretaciones de Clint Eastwood con un diálogo soberbio -alguna frase memorable- y más que adecuado para el filme -crea tensión y diversión cuando es debido-. Es graciosa y seria a la vez mezclando ambos elementos que te obligan a estar petrificado escuchando. Además, los primeros minutos -el entierro- retrata a la sociedad para que entres en contexto y lo mantiene hasta el final que invita a una reflexión de amistad (Coreanos-Americano). No obstante, tiene algunas actuaciones poco creíbles y el final es bastante previsible así como también algunas escenas.

Aun así, forma parte de las grandes cintas de Eastwood y del cine que ya ha pasado a la historia y dejado huella en la memoria. Más que notable.

Nota: 8’5/10