Detroit

La indignación de Bigelow. La célebre directora de películas como “En Tierra Hostil” o “La Noche Más Oscura” vuelve a las salas de cine con una apuesta ambiciosa, interesante y decidida a indignar al público. En esta película deja las bombas y el terrorismo para adentrarse en la ciudad de Detroit en julio de 1967 cuando se disputaba una auténtica guerra civil.

Nada más empezar la película, ya sabemos que nos encontraremos porque Bigelow nos tiene acostumbrados a un trabajado y buen cine a nivel técnico. La nerviosa puesta en escena del film es la gran protagonista ya que sus idas y venidas desquician y hacen estar en tensión constantemente. Además, las actuaciones del elenco actoral son muy correctas, sobretodo la de Will Poulter, responsable de que salgas de la sala de cine queriendo su muerte. Y, si lo miramos en un tono histórico, vemos que la directora ha querido representar fielmente esa Detroit de años 60 donde el racismo, en según qué cuerpos de seguridad, y en la misma sociedad existía. 

Sin embargo, con Bigelow siempre hay ‘peros’ y, en esta ocasión, remarco como negativo su innecesaria duración de 143 minutos, su intención de indignar hasta que te sientes obligado a hacerlo, y su irregularidad en ritmo y provocación. Personalmente, me esperaba una película más dinámica y diferente, pero es una más dentro del género del drama racial. 

Lo bueno: Will Poulter.

Lo malo: su inexplicable duración y que no vaya más allá de lo que cuenta.

Nota: 6/10

Distribuida por Entertainment One
Estreno en 215 cines

El Elegido

elelegidoRamón Mercader, el ‘Elegido’. Hace muchos años, Stalin ordenó matar a Trotsky mientras éste vivía en México y el otro había alcanzado el poder en la Unión Soviética. El elegido para asesinarlo fue Ramón Mercader y, este suceso motivó a Antonio Chavarrías para contarlo desde el punto de vista del asesino.

A todo esto, el director consigue un buen thriller histórico medianamente bien ambientado que, en ocasiones, contiene escenas mejorables o que pasa por encima sin centrarse -Guerra Civil Española-. Las interpretaciones son correctas y muy creíbles pese a que, a veces, Hannah Murray llega a sobreactuar.

El filme mantiene una intrigante tensión hasta el final aunque ya se sepa cómo finalizará y, en general, la historia está bien llevada sin salirse de su hilo principal. Sin embargo, algunas escenas de guerra dejan mucho que desear, es un poco larga por lo que da la historia y el principio es un poco lioso. Roza el documental y hay muchos idiomas -puede ser peligrosa al doblarla- así como elementos interesantes -la madre y Kotov-.

Para ser una película de historia aguanta perfectamente el interés al espectador y, pese a que puede dejar frío al público, sigue siendo necesario contar esta historia aunque ya se haya visto en otras ocasiones.

Nota: 7’5/10