A 47 Metros

A 47 metros bajo el agua. Como cada año tenemos una película sobre tiburones y aventuras marinas para hacer pasar un mal rato al espectador y obligar a alejarnos del mar. Esta vez es el director inglés Johannes Roberts quien nos junta a dos amigas de vacaciones en México dispuestas a vivir experiencias nuevas y, a veces, traumáticas.

Con esta premisa, nos encontramos con un típico argumento y demasiado previsible en un film que recuerda al del año pasado, ‘Infierno Azul’ y nos obliga a compararlos. Si no lo hacemos, tenemos delante una película de aventura en la cual los tiburones no son protagonistas sino, más bien, es la supervivencia el principal elemento. Nada que no hayamos visto anteriormente.

Sin embargo, sí es verdad que tiene momentos muy inquietantes, algunos sustos y escenas imperdibles, pero no deja de ser otra cinta de supervivencia con mucha tensión y que en sus 87 minutos se puede hacer larga. No recomendable para quienes tienen mucho miedo o pánico a las profundidades del mar porque gracias a los efectos especiales hay minutos de auténtico miedo marino.

Lo bueno: las actuaciones de las protagonistas.

Lo malo: se puede hacer larga y no innova en nada.

Nota: 5’5/10

Distribuida por Selecta Visión y Madavenue
Estreno en 165 cines
Anuncios

Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar

El Tridente de Poseidón salva a la saga. Seis años después vuelve Jack Sparrow y su tripulación con una nueva historia de aventuras y un nuevo antagonista para darnos lo que ya esperamos: entretenimiento durante dos horas.

En concreto, esta quinta entrega se engancha con la tercera -la cuarta se puede olvidar- y no se desmarca mucho del hilo argumental típico de siempre: inicio, desarrollo y desenlace con un nuevo malo en el argumento, muchos efectos especiales, poca aventura, pero sí mucho entretenimiento y algunos momentos divertidos. Como novedad tenemos a Javier Bardem como Capitán Salazar que no actúa mal, pero con tanto maquillaje y efecto queda un personaje frío y gracioso, ya que no te lo tomas en serio en ningún momento -y no provoca miedo-.

Por lo demás, tenemos una nueva película de Piratas del Caribe que da todo lo que uno va a buscar, no aburre -las dos horas pasan muy rápido-, nos sumerge en su historia, nos vislumbra visualmente, pero tiene los mismos errores e incoherencias de siempre que por mucho que nos creemos lo que cuenta llega un momento que se les va de las manos.

Personalmente, me gustó en su conjunto, la gocé -digna de ver en el cine- y salí del cine definiendola como “película chula”, pero reconozco sus puntos negativos y su final horroroso y totalmente innecesario.

Lo bueno: nos da lo que queremos ver en una 5a entrega.

Lo malo: su final.

Nota: 5/10

Sigue leyendo