La Casa de Jack

‘La Casa de Jack’ es un descenso a los infiernos repleto de violencia indiscriminada entremezclada con toques de comedia negra que te sacarán más de una sonrisa culpable… o no.

Título original: The House That Jack Built
Dirección: Lars von Trier
Guion: Lars von Trier
Fotografía: Manuel Alberto Claro
Reparto: Matt Dillon, Bruno Ganz, Uma Thurman, Riley Keough, 
Fecha de estreno: 25/01/2019
País: Dinamarca. Duración: 150′. Género: Drama, Thriller.
Distribución: Golem Distribución. Cines: ?. Trailer.

Sinopsis: la película sigue el personaje de Jack durante 12 años, quien va descubriendo los asesinatos que marcan su evolución como asesino en serie. Él mismo considera que cada uno de sus asesinatos es una obra de arte en sí misma.

Lars Von Trier vuelve con la que es su obra magna. El film es un perseverante ensayo sobre el arte, la violencia, la misoginia, etc. Pero ese no es el núcleo central de la película; La Casa de Jack habla sobre muchas cosas, pero de lo que más habla es de su director. Lars Von Trier elabora una compleja personalidad psicopática representada en el personaje interpretado por Matt Dillon, un asesino en serie que se dedica a matar a cualquier ser viviente sin remordimiento alguno; especialmente a mujeres, a las cuales humilla con su inteligencia y soberbia.

¿Qué hay de Jack en Lars y qué hay de Lars en Jack? Esa es la pregunta/duda con la que uno abandona la sala después de su proyección. Jack es un egocéntrico empedernido, un erudito del arte. Von Trier, por su lado, incluye imágenes de su filmografía en medio de la película, porque sí, porque puede; o por lo menos él cree que puede. Además de demostrar que también es un enfermo del arte, al igual que Jack. ¿Es La Casa de Jack una cinta autobiográfica? Cada minuto que pasa yo estoy más convencido.

En cuanto a lo que se deja ver en la superficie, la película es un descenso a los infiernos repleto de violencia indiscriminada entremezclada con toques de comedia negra que te sacarán más de una sonrisa culpable… o no. De hecho, la obra funciona igual de bien como comedia que como película de terror. Matt Dillon se deja la piel en uno de los mejores papeles de su carrera. Y Lars Von Trier sigue siendo Lars Von Trier gracias a Lars Von Trier.

Lo bueno: Lars Von Trier.
Lo malo: haber esperado hasta principios de 2019 para volver a verla.

Nota: 10/10

Escrita por Fer Zaragoza.

Anuncios

Blackwood

El internado de Madame Duret. El director de 15 Días, Concursante, Buried y Luces Rojas, Rodrigo Cortés estrena nueva película tras unos años de inactividad en el cine para adaptar la novela de Lois Duncan “Down A Dark Hall”.

La historia trata sobre cinco adolescentes enviadas por sus padres a un internado dirigido por Madame Duret donde descubrirán sus mejores dotes artísticos. Con esta base, el argumento se va desarrollando poco a poco, a fuego lento, dejando entrever al espectador que algo malo pasará. Es aquí cuando el film juega con el público para ir dando en cuentagotas sus dosis de miedo, sustos y malas sensaciones en una atmósfera al estilo de Caravaggio.

La película está muy bien dirigida y sabe como mantener al espectador pegado en su butaca. De hecho, sus 96 minutos de metraje pasan volando y debes estar pendiente de todo lo que sucede porque todo es importante. Otro logro del film es que no cae en demasía en los tópicos juveniles, a pesar de estar interpretada excelentemente por cinco chicas adolescentes.

A todo esto, lo que eleva la película es Uma Thurman, ya que su papel como Madame Duret le va como anillo al dedo, haciendo creíble su personaje francés y de enseñanza estricta. No por eso tiene menos importancia la protagonista, AnnaSophia Robb que su actuación ya nos hace pensar que será una gran actriz.

Finalmente, “Blackwood” pretende ser el motivo para envolver al espectador en un atmósfera oscura en la que guionista y director quieren mostrar lo terrorífica que puede ser la etapa de la adolescencia. Una película que tiene su parte original, el mensaje y su desarrollo, y la otra más convencional propia de películas de este tipo.

Lo bueno: la presencia de Madame Duret y el “mal rollo” que va creando.

Lo malo: que la parte final se vea como exagerada y no como necesaria.

Nota: 7/10

Distribuida por Entertainment One