Pintores y Reyes del Prado

‘Pintores y Reyes del Prado’ crea un clima elegante, hilvanado con la voz de Jeremy Irons que avisa, recuerda y sugiere.

Título original: The Prado Museum. A Collection of Wonders
Dirección: Valeria Parisi
Guion: Sabina Fedelli, Valeria Parisi
Fotografía: Mateusz Stolecki
Reparto: Jeremy Irons
Fecha de estreno: 09/12/2019
País: Italia. Duración: 90′. Género: Documental.
Distribución: A Contracorriente Films. Cines:Tráiler

Sinopsis: Documental que conmemora el bicentenario del Museo del Prado, mediante el cual se emprende un viaje a través de la historia del museo, de sus peculiaridades a sus anécdotas, que integra el pensamiento de sus artistas y el significado de sus obras, para acabar siendo un recorrido por una pinacoteca cuyo valor resulta imponderable.

El presente documental, dirigido por Valeria Parisi y escrito junto a Sabina Fedelli, es una valiosa muestra de la representación del Museo del Prado a la cultura. En él, vemos cómo Jeremy Irons, ataviado elegantemente con un traje oscuro, nos muestra las numerosas salas de la pinacoteca con su talante misterioso y respetable. El espectador se sumergirá así en un clima elegante, hilvanado por su voz, suave y grave al mismo tiempo. El actor británico, que permanece omnipresente a lo largo del documental, nos descubre las particularidades de las obras más destacadas que encierra el museo, a la manera de El Maestro del Prado, personaje de la maravillosa novela del mismo nombre de Javier Sierra, que por supuesto recomendamos desde este humilde espacio.

El espectador se encontrará con un documental atemporal que tácitamente parece advertirnos del paso del tiempo. Hace doscientos años desde que abrió sus puertas gracias a Felipe VII y su esposa María Isabel de Braganza, pero en realidad el padre del Prado es Tiziano, su emblema, Velázquez, su estimulante, probablemente sea Goya, su virtud, Rubens, y su locura, Jheronimus Bosch.

No obstante, el espectador descubrirá cómo el Prado no está integrado únicamente por sus obras, sino que, en su interior diariamente acaece una actividad incesante. El tratamiento de preservación sobre los cuadros requiere la más estricta pulcritud y eficiencia, y para ello, el museo se dota de un equipo multidisciplinar que trabaja en la sombra en los distintos ámbitos que exige el tratamiento de la pintura para su conservación.

Pintores y Reyes del Prado es un aviso, un recordatorio y una sugerencia. Nos “avisa” de que, no muy de lejos de aquí, en la Europa meridional, yacen maravillas por explorar que necesitan el cobijo protector del ser humano. Nos “recuerda” que el Museo abriga arte e historia al mismo tiempo: arte por los nombres de los que los pintaron; historia por lo que encierran dentro de sus cuadros: unos, risueños y festivos; otros, sombríos y siniestros. Y finalmente, nos “sugiere”, de forma sutil, que el arte nos concede una tregua, y su vindicación nace en el preciso instante en que comprendemos aquella frase de Pablo Picasso: “el arte quita del alma el polvo de la vida cotidiana”.

Lo bueno: la atmósfera, Irons, la historia y el arte.
Lo malo: las obras de arte más tétricas exigían generar un clima sobrecogedor, para acentuar el contraste con cuadros de distintas temáticas.

Nota: 8/10

Escrito por Sergio Gavilán.

Blackwood

El internado de Madame Duret. El director de 15 Días, Concursante, Buried y Luces Rojas, Rodrigo Cortés estrena nueva película tras unos años de inactividad en el cine para adaptar la novela de Lois Duncan “Down A Dark Hall”.

La historia trata sobre cinco adolescentes enviadas por sus padres a un internado dirigido por Madame Duret donde descubrirán sus mejores dotes artísticos. Con esta base, el argumento se va desarrollando poco a poco, a fuego lento, dejando entrever al espectador que algo malo pasará. Es aquí cuando el film juega con el público para ir dando en cuentagotas sus dosis de miedo, sustos y malas sensaciones en una atmósfera al estilo de Caravaggio.

La película está muy bien dirigida y sabe como mantener al espectador pegado en su butaca. De hecho, sus 96 minutos de metraje pasan volando y debes estar pendiente de todo lo que sucede porque todo es importante. Otro logro del film es que no cae en demasía en los tópicos juveniles, a pesar de estar interpretada excelentemente por cinco chicas adolescentes.

A todo esto, lo que eleva la película es Uma Thurman, ya que su papel como Madame Duret le va como anillo al dedo, haciendo creíble su personaje francés y de enseñanza estricta. No por eso tiene menos importancia la protagonista, AnnaSophia Robb que su actuación ya nos hace pensar que será una gran actriz.

Finalmente, “Blackwood” pretende ser el motivo para envolver al espectador en un atmósfera oscura en la que guionista y director quieren mostrar lo terrorífica que puede ser la etapa de la adolescencia. Una película que tiene su parte original, el mensaje y su desarrollo, y la otra más convencional propia de películas de este tipo.

Lo bueno: la presencia de Madame Duret y el “mal rollo” que va creando.

Lo malo: que la parte final se vea como exagerada y no como necesaria.

Nota: 7/10

Distribuida por Entertainment One

El Arte de la Amistad

El arte de Giacometti. Cuarta película del actor y director Stanley Tucci que, esta vez, nos viene con un drama ambientado en los años 60 en Paris para explicar un momento de la vida del pintor y escultor Alberto Giacometti. Un buen día, éste invita al escritor y crítico de arte James Lord para hacerle un retrato que, con los años, se hará mundialmente célebre.

Es una película lenta y difícil de soportar en sus 90 minutos porque tiene momentos de poco interés o muy planos, pero logra coger al espectador y colocarlo dentro de la historia para que nos identifiquemos con la frustración y peculiar vida del pintor y, al mismos tiempo, con la desesperación del escritor que está constantemente posponiendo su vuelta a Norteamérica porque el retrato no se termina nunca. Es una historia interesante y buena, pero no da para mucha reflexión más allá de los que muestra.

La gran virtud del film es Geoffrey Rush quien se luce a la perfección interpretando a Giacometti y da un recital de buen actor. Técnicamente es muy atrevida, pero, para mi, sus planos de cámara en mano me descolocan y me hacen desconectar de la cinta. Contiene un humor absurdo y negro que, a veces viene bien y otras veces no conviene. Una buena película que me hubiera gustado que diera más de sí.

Lo bueno: Geoffrey Rush y que se de a conocer más la figura de Giacometti.

Lo malo: que se pueda quedar en un simple biopic de un artista.

Nota: 7/10

Distribuida por Vértigo Films