La Casa de Jack

‘La Casa de Jack’ es un descenso a los infiernos repleto de violencia indiscriminada entremezclada con toques de comedia negra que te sacarán más de una sonrisa culpable… o no.

Título original: The House That Jack Built
Dirección: Lars von Trier
Guion: Lars von Trier
Fotografía: Manuel Alberto Claro
Reparto: Matt Dillon, Bruno Ganz, Uma Thurman, Riley Keough, 
Fecha de estreno: 25/01/2019
País: Dinamarca. Duración: 150′. Género: Drama, Thriller.
Distribución: Golem Distribución. Cines: ?. Trailer.

Sinopsis: la película sigue el personaje de Jack durante 12 años, quien va descubriendo los asesinatos que marcan su evolución como asesino en serie. Él mismo considera que cada uno de sus asesinatos es una obra de arte en sí misma.

Lars Von Trier vuelve con la que es su obra magna. El film es un perseverante ensayo sobre el arte, la violencia, la misoginia, etc. Pero ese no es el núcleo central de la película; La Casa de Jack habla sobre muchas cosas, pero de lo que más habla es de su director. Lars Von Trier elabora una compleja personalidad psicopática representada en el personaje interpretado por Matt Dillon, un asesino en serie que se dedica a matar a cualquier ser viviente sin remordimiento alguno; especialmente a mujeres, a las cuales humilla con su inteligencia y soberbia.

¿Qué hay de Jack en Lars y qué hay de Lars en Jack? Esa es la pregunta/duda con la que uno abandona la sala después de su proyección. Jack es un egocéntrico empedernido, un erudito del arte. Von Trier, por su lado, incluye imágenes de su filmografía en medio de la película, porque sí, porque puede; o por lo menos él cree que puede. Además de demostrar que también es un enfermo del arte, al igual que Jack. ¿Es La Casa de Jack una cinta autobiográfica? Cada minuto que pasa yo estoy más convencido.

En cuanto a lo que se deja ver en la superficie, la película es un descenso a los infiernos repleto de violencia indiscriminada entremezclada con toques de comedia negra que te sacarán más de una sonrisa culpable… o no. De hecho, la obra funciona igual de bien como comedia que como película de terror. Matt Dillon se deja la piel en uno de los mejores papeles de su carrera. Y Lars Von Trier sigue siendo Lars Von Trier gracias a Lars Von Trier.

Lo bueno: Lars Von Trier.
Lo malo: haber esperado hasta principios de 2019 para volver a verla.

Nota: 10/10

Escrita por Fer Zaragoza.

Anuncios

Lo Que Esconde Silver Lake

‘Lo Que Esconde Silver Lake’ es una rareza de 140 minutos que sigue la vida de un chico desganado en un sinsentido de lugares y eventos para criticar la cultura pop.

Título original: Under the Silver Lake
Dirección: David Robert Mitchell
Guion: David Robert Mitchell
Fotografía: Mike Gioulakis
Música: Rich Vreeland
Reparto: Andrew Garfield, Riley Keough, Callie Hernandez, Topher Grace, Jimmi Simpson, Riki Lindhome, Summer Bishil, …
Fecha de estreno: 28/12/2018
País: Estados Unidos. Duración: 140′. Género: Drama
Distribución: Vértigo Films. Cines: 38. Trailer.

Sinopsis: se sigue el personaje de Sam, un joven que anda por la vida aburrido sin ningún aliciente ni interés en su día a día. Todo cambia cuando descubre una vecina deslumbrante, inquietante, misteriosa que desaparece. A partir de aquí iniciará la búsqueda de esta chica por los rincones del barrio en el que vive en el que hay un asesino de perros.

Este es el argumento que nos pretende explicar el director de la notable ‘It Follows’ quien demuestra con esta película ser ambicioso, aumentando los minutos de metraje y confeccionando un argumento complejo. Nada más empezar deja intuir cómo se desarrollará esta historia con pequeñas dosis (la mujer del balcón, las ardillas, el barrio). La mezcla de todo ello da un resultado reiterativo, absurdo y surrealista que, o bien entras o bien te quedas fuera. 

‘Lo Que Esconde Silver Lake’ no te invita a entrar en la trama; es el espectador quien lo decide. Si éste entra, será por querer pasar dos horas y media sentado viendo como Andrew Garfield le van pasando cosas inquietantes. Si el público no logra conectar (que puede suceder) no entenderá nada de lo que cuenta porque, cuando piensas haber seguido la trama, meten una historia mística y te de dejan roto de arriba a bajo. 

No hay que negar y se debe reconocer que Robert Mitchell es capaz de magnificar un simple argumento y convertirlo en algo muy grande e hipnótico para ser de inmediato una película de culto. No obstante, personalmente, ni me interesa, ni me entusiasma ni me dice nada. Una pérdida de tiempo.

Lo bueno: ¿la crítica a la cultura pop?
Lo malo: el laberíntico sin sentido que es ella misma.

Nota: 4/10

La Suerte de los Logan

Soderbergh y los hermanos suertudos. El director de la hilarante saga de los ‘Ocean’s’ y muchos otros títulos vuelve a dirigir un proyecto prometedor y jocoso junto con Channing Tatum y Adam Driver.

Los hermanos Logan tienen una posible maldición familiar que les persigue y planean cambiar su mala suerte atracando el dinero de una carrera de la NASCAR. Ambos hermanos interpretados magníficamente por Tatum y Driver (y la hermana por Riley Keough) que se compenetran magistralmente con sus diálogos y actos. Serán ayudados por un experto, actuado por Daniel Craig quien vuelve a demostrar que es un actor polifacético y muy convincente en cada papel.

A parte de un elenco actoral que da la talla, tenemos delante una ración de humor de todo tipo que nos acompaña en un viaje entretenido, agradable e ingenioso. Si es cierto que cuesta que arranque y entres en la trama, pero en seguida te coge y no te suelta gracias a su diálogo ágil y conciso perfectamente hilvanado.

Soderbergh vuelve hacer de las suyas en una película que no es una obra maestra, pero sí un producto eficiente y muy propio del autor que entra bien y deja muy buen sabor de boca. Mezcla perfecta y original entre comedia absurda y drama familiar.

Lo bueno: su conclusión, Daniel Craig y la canción “Country Roads” de John Denver.

Lo malo: que la alarguen innecesariamente.

Nota: 7’5/10

Distribuida por DeAPlaneta
Estreno en 151 cines

Llega de Noche

Algo está ahí fuera. El director de ‘Krisha’, Trey Edward Shults vuelve a la gran pantalla con un thriller psicológico con ingredientes de terror, sustos y un poco de escenas desagradables. La película nos adentra en un mundo distópico arrasado por una pandemia y nos centra en los quehaceres de una familia que vive con miedo constante por una extraña presencia cerca de su casa.

En general, el film es un interesante thriller que mantiene bien la intriga y el suspense durante su metraje con unas buenas interpretaciones, a destacar la de Joel Edgerton y Christopher Abbott, y una intención de ir más allá que el puro cine comercial de terror. Sin embargo, su ambición acaba por jugarle una mala pasada pues muchos de los objetivos que se propone no los termina de cerrar. Hay momentos de tensión, escenas molestas, instantes con los que puedes extraer alguna reflexión sobre el protagonista adolescente y situaciones incómodas que bien pueden ser por el engaño del mismo argumento o por el simple hecho de la historia.

Personalmente, me gustó su puesta en escena y las buenas pretensiones que tiene, pero se queda en nada sin indagar suficiente en ningún tema particular y convirtiéndose en una película del montón.

Lo bueno: Joel Edgerton y Christopher Abbott.

Lo malo: puedes sentirte engañado.

Nota: 5’5/10

Distribuida por Diamond Film
Estreno en 254 cines