Fast & Furious 8

Tenemos gasolina para rato. La familia de Dominic Toretto vuelve una vez más con mucha más acción, más efectos, más escenas sorprendentes, más personajes, una nueva historia y una película más de la saga que, para mi, es mejor que la séptima.

Este tipo de creaciones debemos encasillarlas en su género y valorarlas según sus propósitos y puntos fuertes, es decir, no nos encontraremos un diálogo perfecto ni muchos mensajes reflexivos. Con esta película debemos disfrutar viéndola en el cine -en casa pierde mucho- y sabiendo lo que nos vamos a encontrar. En concreto, esta octava entrega nos deleita con una historia típica y muy previsible con una antagonista excelente que es Charlize Theron.

Como todas las otras, tiene sus fallos y momentos poco creíbles, pero si vamos sin prejuicios pensaremos que hemos visto una buena película de acción y muchas ‘ostias’ donde los coches ya no son los protagonistas. En comparación con la séptima, personalmente me gusta más la nueva entrega porque tiene más historia y menos espectacularidad por lo que juega a su favor. Además, tiene frases e instantes buenísimos con Jason Statham y el típico humor de siempre de Tyrese Gibson que se agradece.

‘Fast and Furious 8’ es absolutamente lo que queremos si buscamos lo que hay que buscar. Se han vuelto a superar.

Lo bueno: momentos de Jason Statham y la superación sin exceso.

Lo malo: desaprovechado Kurt Russell y los típico en esa saga.

Nota: 6/10

Sigue leyendo

Anuncios