Fast & Furious: Hobbs & Shaw

‘Hobbs and Shaw’ es una salvajada super entretenida y divertida. Johnson y Statham reparten burlas y golpes para que el espectador se adentre en una película de acción de calidad.

Título original: Fast & Furious Presents: Hobbs & Shaw
Dirección: David Leitch (Deadpool)
Guion: Chris Morgan, Drew Pearce
Fotografía: Jonathan Sela
Música: Tyler Bates
Reparto: Dwayne Johnson, Jason Statham, Idris Elba, Vanessa Kirby, Helen Mirren, Eiza González, Eddie Marsan, …
Fecha de estreno: 01/08/2019
País: Estados Unidos. Duración: 135′. Género: Acción.
Distribución: Universal Pictures. Cines: 389. Tráiler.

Sinopsis: El agente Hobbs y el mercenario Shaw tendrán que dejar atrás sus insultos, golpes y burlas para acabar con Brixton, un personaje ciber-genéticamente mejorado que pretende acabar con el mundo.

David Leitch terminó de dirigir Deadpool para dedicarse a un proyecto más grande y ambicioso como es este spin-off de la célebre saga Fast and Furious. Leitch y su equipo dan forma a este proyecto, que surgió de la octava película de la saga, con un argumento simple y muy visto en el que hay un antagonista que quiere terminar con el mundo. Nada sorprendente. En este caso, no hay un solo salvador sino tres, pero destacan por encima de todos, los personajes de Hobbs y Shaw, ambos interpretados magníficamente por Dwayne Johnson y Jason Statham, respectivamente.

Las burlas, los insultos, duelos y destrozos que nos regalaron en Fast and Furious 8 vuelven a verse en esta película con más metraje y más exageración. Explotan hasta la saciedad las diferencias entre Hobbs y Shaw, que es lo que el espectador busca, mientras van desarrollando el argumento para, finalmente, juntarse y luchar contra un común adversario. Como se puede contemplar, no difiere mucho de su saga.

Idris Elba es el responsable de ser el malo, Brixton, y representa a un grupo extremista y xenófobo que quiere la supremacía de una raza a través de la tecnología, un elemento muy interesante. Otro aspecto es que la película aprovecha la mala relación entre los dos protagonistas para explicar que, dejando las diferencias a parte, centrándose y haciendo uso de la razón, se pueden solucionar los problemas. Y no olvidar el mensaje o símbolo de la importancia de tus raíces, la familia y tu tierra, un tema también para reflexionar.

En definitiva, Hobbs & Shaw es una película de acción notable, muy entretenida y divertida que, quizás peca de tener instantes demasiado dramáticos que no aportan nada a la trama, pero que siguen con el estilo de la saga original.

¿Recomendable? Por supuesto.

Lo bueno: su acción y la dupla Johnson-Statham.
Lo malo: momentos dramáticos totalmente innecesarios.

Nota: 8/10

Baby Driver

Al ritmo de la música. El director Edgar Wright vuelve hacer de las suyas con una película divertida, musical y muy salvaje que recuerda a ‘Kingsman’ de Matthew Vaughn.

El argumento es el típico de robos y atracos organizados por Kevin Spacey, que está perfecto en su papel, con la peculiaridad que el conductor es un joven que siempre escucha música y conduce muy bien. Ansel Elgort hace una interpretación soberbia y su buen humor lo transmite al espectador durante todo el metraje con el que ya nunca más volveremos a ponernos los auriculares sin pensar en él.

La historia está bien contada y la realización es correcta para que el espectador se entretenga durante dos horas y disfrute de un gran espectactulo visual y musical. Sin embargo, el error más grande es su final totalmente innecesario que destroza la película y no la hace del todo completa.

Baby Driver’ es un film que entra bien al público y se convierte en la mejor opción para reirse, gozar y pasar 115 minutos pegado en la butaca.

Lo bueno: Ansel Elgort

Lo malo: su final.

Nota: 7/10

Distribuida por Sony Pictures España