xXx: Reactivated

xxxreVuelven los Triple X. La misión creada por Augustus Gibbons ha vuelto a activarse para hacer saltar al espectador de la butaca y para que goce de un espectáculo visual repleto de explosiones, escenas de acción trepidante, violencia y, esta vez, muchas chicas.

D. J. Caruso es el encargado de dirigir este proyecto hecho solamente para entretener y pasar los minutos con las peripecias de Vin Diesel quien sigue estando en su salsa actuando como Xander Cage. Comparada con las otras dos películas de la saga, ésta es más surrealista porque contiene más momentos sin ningún tipo de credibilidad así como, también, algunos errores imperdonables.

Su objetivo es bien claro: entretener durante los 107 minutos con acción extrema y una música agotadora. Puede gustar a quien esté acostumbrado a ver este tipo de películas, pero podríamos decir que al cine no le hacía falta esta tercera parte. El único aspecto que me gustó fue ver a todos los personajes juntos -menos la presencia de Neymar Jr. que es prescindible y, en general, la historia hace aguas-, y, en pocas palabras, es como si juntaras ‘Los Mercenarios’ con ‘Fast and Furious’.

Lo bueno: una o dos escenas y alguna frase de humor.

Lo malo: el resto.

Recomendable para esas personas que les guste este género de acción sin ninguna intención de incidir en la mente del espectador.

Nota: 4/10

Sigue leyendo

Expediente Warren 1, 2

Captura de pantalla 2016-07-20 a les 10.49.31

La primera de las dos entregas supo como entrar en el sobreexplotado mundo del terror en el que vivimos actualmente (basado en los sustos como arma principal), atrayendo al espectador hacia una especie de terror en el que, aun habiendo bastantes escenas de golpes de efecto, el suspense y tensión que rodea la película hace que ésta se convierta, en mi humilde opinión, en una de las mejores del género, trayendo un buen terror psicológico alrededor de los personajes y con un escenario bien preparado. Desde el primer instante te invoca a pasar miedo de verdad y, si a eso le sumas a Vera Farmiga (Lorraine Warren) y Patrick Wilson (Ed Warren) que están hechos para el cine de terror y se salen, sale un film tremendo.  Nota: 8/10

Por su parte, la segunda parte de la saga es más un entretenimiento, y no llega al nivel de la primera. Aún así, James Wan sabe qué es lo que quiere el público y se lo da. Esta entrega acude más al talento de los sustos y aún sabiéndose la mayoría por los continuos clichés de otras películas -espejos, puertas que se abren solas, etc- hay alguno que sorprende y no te esperas. Es el film ideal para eso y si sumamos a las dos grandes interpretaciones de los protagonistas a Madison Wolfe (Janet Hodgson), una niña que interpreta un rol demoníaco a la perfección y a unos villanos bien elaborados, salen 133 minutos muy bien aprovechados. Nota: 7/10

Escritas por Eric

Los Mercenarios 1, 2, 3

Captura de pantalla 2015-09-01 a les 11.51.30

LOS MERCENARIOS

Con Sylvester Stallone en la dirección y como protagonista nos aseguramos un rato largo de golpes, explosiones y entretenimiento adrenalítico.

La primera película de esta saga tiene un argumento claro y fácil de seguir. En ocasiones aparecen comentarios humorísticos para hacer más entretenida esta cinta llena de buenos actores y escenas de tensión y lucha.

Sin embargo, el diálogo es bastante pésimo y hay momentos que tantos guantazos cansan.

Nota: 7’5/10

LOS MERCENARIOS 2

¡ADRENALÍTICA! La segunda entrega de la saga viene más cargada de sangre, puñetazos y disparos desde el minuto uno. Una segunda parte recargada de adrenalina gracias a la aparición de Chuck Norris, Schwarzenegger y Willis los cuales estos dos últimos tienen un papel un poco más largo que en la primera.

Su toque de humor gracioso y a veces estúpido va bien para que sea más variada y puedas digerir tanta lucha de golpe, sobretodo al final. Un diálogo un poco más trabajado, pero sigue con la misma línea de porrazos a todo momento.

Una mezcla de golpes, risas y más sentimiento.

Nota: 8/10 Captura de pantalla 2015-08-12 a les 13.35.31

LOS MERCENARIOS 3

Stallone envejece y con él, la película. La tercera cinta de la saga pierde fuerza e intenta seguir el mismo estilo que la primera y la segunda, pero solo consigue unos 20 minutos finales llenos de adrenalina y entretenimiento.

El humor es todavía más estúpido que en las otras películas, aparecen escenas poco creíbles e intentan apostarlo todo a un argumento con un diálogo pobre.

Las nuevas caras podrían exprimir más su personaje y no terminan de convencer. Lo que buscas no lo terminas de encontrar.

Nota: 5’5