La Caza

jagten_the_hunt-856722221-largeVerdad y mentira. Los dos términos que quiere hacer buscar Thomas Vinterberg al espectador con una historia de un profesor de guarderia que, supuestamente, es pederasta.

Mads Mikkelsen encarna al protagonista de una manera eficiente, sin lucirse, invitando al público a pensar sobre las relaciones de amistad, y a cuestionarse la inocencia de los niños.

La puesta en escena es curiosa y, pese a que en ocasione, el filme pueda ser típica, mantiene de fondo un mensaje a descubrir sobre qué es verdad y qué no y a preguntarse quién es amigo y quién no. La historia se desarrolla correctamente manteniendo ese mensaje oculto que vas descubriendo con sensaciones de indignación y enfado.

Un drama hábil que cumple con sus objetivos: crear ira y reflexionar.

Nota: 7/10

Los Mercenarios 1, 2, 3

Captura de pantalla 2015-09-01 a les 11.51.30

LOS MERCENARIOS

Con Sylvester Stallone en la dirección y como protagonista nos aseguramos un rato largo de golpes, explosiones y entretenimiento adrenalítico.

La primera película de esta saga tiene un argumento claro y fácil de seguir. En ocasiones aparecen comentarios humorísticos para hacer más entretenida esta cinta llena de buenos actores y escenas de tensión y lucha.

Sin embargo, el diálogo es bastante pésimo y hay momentos que tantos guantazos cansan.

Nota: 7’5/10

LOS MERCENARIOS 2

¡ADRENALÍTICA! La segunda entrega de la saga viene más cargada de sangre, puñetazos y disparos desde el minuto uno. Una segunda parte recargada de adrenalina gracias a la aparición de Chuck Norris, Schwarzenegger y Willis los cuales estos dos últimos tienen un papel un poco más largo que en la primera.

Su toque de humor gracioso y a veces estúpido va bien para que sea más variada y puedas digerir tanta lucha de golpe, sobretodo al final. Un diálogo un poco más trabajado, pero sigue con la misma línea de porrazos a todo momento.

Una mezcla de golpes, risas y más sentimiento.

Nota: 8/10 Captura de pantalla 2015-08-12 a les 13.35.31

LOS MERCENARIOS 3

Stallone envejece y con él, la película. La tercera cinta de la saga pierde fuerza e intenta seguir el mismo estilo que la primera y la segunda, pero solo consigue unos 20 minutos finales llenos de adrenalina y entretenimiento.

El humor es todavía más estúpido que en las otras películas, aparecen escenas poco creíbles e intentan apostarlo todo a un argumento con un diálogo pobre.

Las nuevas caras podrían exprimir más su personaje y no terminan de convencer. Lo que buscas no lo terminas de encontrar.

Nota: 5’5