El Faro

‘El Faro’ es un incómodo, inquietante y pesadillesco film que aúna lo irreal y lo cotidiano con mucho acierto.

Título original: The Lighthouse
Dirección: Robert Eggers
Guion:Robert Eggers, Max Eggers
Fotografía: Jarin Blaschke (B&W)
Música: Mark Korven
Reparto: Willem Dafoe, Robert Pattinson.
Fecha de estreno: 10/01/2020
País: Estados Unidos. Duración: 110′. Género: Terror.
Distribución: Universal Pictures. Cines: 58. Tráiler

Sinopsis: explica la historia de una remota y misteriosa isla de Nueva Inglaterra en la década de 1890, donde el veterano farero Thomas Wake y su joven ayudante Ephraim Winslow deberán convivir durante cuatro semanas. Su objetivo será mantener el faro en buenas condiciones hasta que llegue el relevo que les permita volver a tierra, pero las cosas se complican cuando surjan conflictos por jerarquías de poder entre ambos.

Tras pasar por festivales internacionales como Cannes o Sitges, llega a nuestras pantallas la nueva y esperadísima película de Robert Eggers, casi cinco años después del estreno de La bruja. Todo indica a que El Faro se convertirá en un título de culto para los cinéfilos más alternativos y los fans del cine de terror menos convencional, pues tiene la rareza como mayor valedor, despojándose de cualquier intento de narrar algo con cierta estructura clásica y olvidándose de cualquier regla de guion establecida.

Rodada en blanco y negro en formato 4:3, El Faro no necesita más que un espacio y dos actores (unos inconmensurables Robert Pattinson y Willem Dafoe que nos regalan algunos de los mejores papeles de sus respectivas carreras) para crear un film lovecraftiano lleno de referencias a las mitologías más conocidas y a obras artísticas menos populares como “Hypnotism” de Sascha Schneider, evocando inevitables reminiscencias en la mente del espectador más curtido en el cine de otro interesante autor reciente: Pawel Pawlikowski, que, lejos de compartir tonalidades atmosféricas y argumentales con el director de La bruja, se asemeja con la cinta que nos ocupa. El formato está muy bien acompañado por una fotografía sublime que le sienta muy bien al conjunto a la hora de transmitir al respetable la sensación claustrofóbica y asfixiante que Eggers concibe en esta película, que tiene su carácter terrorífico más en lo psicológico que en lo explícito.

Para concluir, no queda más que recomendar a los cinéfilos más curiosos e insaciables que vayan al cine a verla. Incómodo a veces, aséptico otras e inquietante siempre, este pesadillesco film aúna lo irreal y lo cotidiano con mucho acierto. Pese a su fealdad, no querrás que se acabe.

Lo bueno: El gran trabajo de Pattinson y Dafoe, su gran fotografía y lo original de la propuesta.
Lo malo: No cuenta una historia convencional, por lo que no terminará de convencer a todos los espectadores que se acerquen a esta obra.

Nota: 7,5/10

Escrita por Eduardo Bernal.

Aquaman

‘Aquaman’ es un film con polos opuestos. Mientras que en el aspecto visual roza la perfección, en cuanto a profundidad en la trama y mensaje de ésta deja mucho que desear.

aquamanTítulo original: Aquaman
Dirección: James Wan
Guión: Will Beall, David Leslie Johnson-McGoldrick
Fotografía: Don Burgess
Música: Rupert Gregson-Williams
Reparto: Jason Momoa, Amber Heard, Willem Dafoe, Patrick Wilson, Nicole Kidman, Dolph Lundgren, …
Fecha de estreno: 21/12/2018
País: Estados Unidos. Duración: 139′. Género: Aventura, Fantasía. Distribución: Warner Bros Pictures.  Cines: 321. Trailer

Sinopsis: Arthur Curry, también conocido como Aquaman, es un habitante de un poderoso reino subacuático que recibe el nombre de la Atlántida. En esta película repleta de acción y aventura conoceremos sus orígenes, desde que era un niño criado por un hombre humano y considerado un paria por los suyos, hasta que crece y debe hacer frente a los problemas que han aparecido en su mundo.

Este film rompe completamente el tono oscuro que nos tenía acostumbrados la empresa americana y parece ser que han aprendido a introducir toques de humor durante la película. Estos dos puntos positivos suponen un cambio necesario para que DC plante las bases para futuros proyectos y así poderle hacer frente a la gran competencia, Marvel.

Visualmente el film es un constante espectáculo de luces y color, acompañados de unos efectos especiales impresionantes. Este aspecto, puede gustar a muchos, pero también puede no acabar de convencer a aquellos que van a las salas esperando la típica escenografía correspondiente a las películas de superhéroes. Desde mi punto de vista, ‘Aquaman’ ha bebido mucho de ‘Avatar’, tanto en aspecto como en guión, cosa que se nota durante todo el largometraje.

Para acabar, parece ser que los esfuerzos invertidos en hacer que visualmente sea una obra de arte, han dejado a la trama un poco coja, ya que es totalmente previsible y no aporta nada novedoso al sector cinematográfico. Pese a ello, estamos delante de la mejor película de DC desde su reinicio y es un film que merece ser visto.

Lo bueno:  su aspecto visual, su diferenciación con los films de superhéroes y su puro entretenimientos durante más de 120 minutos.
Lo malo: su trama previsible y su poco trasfondo.

Nota: 8/10

Escrita por Uri Berbel.

The Florida Project

Infancia en Florida. El director Sean Baker estrena una película sobre la historia de una madre y una hija que viven en un motel cerca de Disneyworld, permitiéndole así, jugar con los contrastes económicos y poder relatar bien los efectos de la crisis del 2008, mostrando otra posible infancia en Florida.

El film nos presenta un argumento dramático interesante y curioso que se sustenta por el retrato social que hace de la vida de las dos protagonistas; Halley, una madre muy joven, sin trabajo y a la deriva, y Moonee, su hija, insuperablemente bien interpretada por Brooklyn Prince quien hace una extraordinaria actuación. De este modo, la gran virtud del film son esas dos interpretaciones que nos muestran un estilo de vida marginal, sin rumbo, sin modales y sin horarios, pero que el personaje de Willem Dafoe le da a sus vidas razón, sentido o realidad.

Asimismo, un gran logro de la película es su estética y dirección artística porque las escenas están perfectamente combinadas con edificios rosas, lilas o morados que contrastan a la perfección con el lujoso mundo que rodea Disneyworld. También hay cabida para que el espectador piense, reflexione y se deje llevar por este argumento, de cocción lenta, y empatice con los personajes y viva con ellos este drama inteligente, original y atrevido.

Sean Baker consigue explicar una historia en 115 minutos -que se pueden hacer largos- de manera natural y real compaginada con unos escenarios adecuados e interpretaciones inmejorables que dan pie a un intenso estudio sociológico.

Lo bueno: la dirección y, por supuesto, Brooklyn Prince.

Lo malo: el ritmo y sus instantes reiterativos pueden jugarle una mala pasada, igual que su final.

Nota: 8/10

Distribuida por Diamond Films España
Estreno en 50 cines