The Florida Project

Infancia en Florida. El director Sean Baker estrena una película sobre la historia de una madre y una hija que viven en un motel cerca de Disneyworld, permitiéndole así, jugar con los contrastes económicos y poder relatar bien los efectos de la crisis del 2008, mostrando otra posible infancia en Florida.

El film nos presenta un argumento dramático interesante y curioso que se sustenta por el retrato social que hace de la vida de las dos protagonistas; Halley, una madre muy joven, sin trabajo y a la deriva, y Moonee, su hija, insuperablemente bien interpretada por Brooklyn Prince quien hace una extraordinaria actuación. De este modo, la gran virtud del film son esas dos interpretaciones que nos muestran un estilo de vida marginal, sin rumbo, sin modales y sin horarios, pero que el personaje de Willem Dafoe le da a sus vidas razón, sentido o realidad.

Asimismo, un gran logro de la película es su estética y dirección artística porque las escenas están perfectamente combinadas con edificios rosas, lilas o morados que contrastan a la perfección con el lujoso mundo que rodea Disneyworld. También hay cabida para que el espectador piense, reflexione y se deje llevar por este argumento, de cocción lenta, y empatice con los personajes y viva con ellos este drama inteligente, original y atrevido.

Sean Baker consigue explicar una historia en 115 minutos -que se pueden hacer largos- de manera natural y real compaginada con unos escenarios adecuados e interpretaciones inmejorables que dan pie a un intenso estudio sociológico.

Lo bueno: la dirección y, por supuesto, Brooklyn Prince.

Lo malo: el ritmo y sus instantes reiterativos pueden jugarle una mala pasada, igual que su final.

Nota: 8/10

Distribuida por Diamond Films España
Estreno en 50 cines

Respira

RespiraUn respiro necesario. La última película de Christian Zübert se construye a partir de un argumento principal y deja para el espectador la interpretación personal de temas actuales creando una conexión entre Grecia y Alemania.

Las dos protagonistas están a la altura de sus papeles de forma creíble para poder transmitir un mensaje tan importante con una trama tan sencilla. El mensaje es claro: quiere enseñar momentos en los cuales debemos tomar un respiro.

Sin embargo, tiene momentos desconcertantes que no terminan de quedar bien, algunas incoherencias y un montaje mediocre. Personalmente, no me emociona cuando debería hacerlo.

Nota: 6/10