No te preocupes, no llegará lejos a pie

No te preocupes, Phoenix sigue siendo de los mejores. Gus van Sant, director de “El Indomable Will Hunting” y, también, el del ‘remake’ de “Psicosis” regresa al cine después de dirigir una película que no se estrenó en España (“El Bosque de los Sueños”).

Esta película, de un título difícil de recordar y nombrar, es la adaptación de las memorias del dibujante John Callahan que, en los años 70 sufrió un accidente de coche y quedó paralítico. Para superarlo, empezó a dibujar y asistió a terapias de grupo. Es aquí cuando entra Gus van Sant para llevar a cabo un drama intenso que proporciona un revoltijo de emociones al espectador sin defraudar.

Entre dibujos y situaciones convencionales de un biopic, encontramos una de las mejores interpretaciones del año y de la carrera de Joaquin Phoenix quien lleva la batuta todo el metraje. El actor es el encargado de transmitir todos los sentimientos al público y hacer creíble la historia por lo que la película es cien por cien él. Asimismo, Jonah Hill regala una actuación muy natural y dramática, Jack Black es difícil verlo en este género, pero no defrauda y Rooney Mara está genial lo poco que aparece. A nivel argumental, desarrolla bien su historia aunque, personalmente, me costó entrar.

A todo esto, Gus Van Sant sabe explicar la vida de John Callahan gracias a la maestría actoral de todo su reparto. Todos ellos son los responsables que un drama, aparentemente, poco original empatice con el espectador, le transmita sensaciones y reflexiones, tenga un montaje perfecto con los dibujos y un tono bienintencionado.

Lo mejor: Joaquin Phoenix.

Lo malo: algunos momentos de las terapias en grupo se hacen insoportables.

Nota: 7/10

Distribuida por Diamond Films
Estreno en 41 cines
Anuncios

Juego de Armas

336632-jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxxArmas resacosas. El director de la célebre saga ‘Resacón en Las Vegas’, Todd Philipps, vuelve a la gran pantalla con una película muy similar a su trilogía y, al mismo tiempo, a ‘El Lobo de Wall Street’. Podríamos considerar que es una mezcolanza de estas dos cintas para explicar la historia real de dos jóvenes a los que el Pentágono pagó 300 millones de dólares para armar a los aliados americanos en Afganistán.

Encontramos interpretaciones en su salsa de Miles Teller y Jonah Hill totalmente creíbles que, en ocasiones, provocan risas al espectador y, en otras, vergüenza. Es una película perfectamente previsible que desde que empieza sabes como acabará e, ingeniosamente descubres qué problemas tendrán por el camino.

Sin embargo, es una muestra más de que todo lo que sube, después baja y, en general, es una historia interesante, bien contada, entretenida y divertida -a ratos.- Destaco una reflexión del principio del filme que valoro mucho sobre el dinero que cuesta armar cada soldado en una guerra. Acertada y digna de pensar.

Como película para pasar casi dos horas delante de la pantalla viendo el proceso del éxito y fracaso vale, pero no le pidas mucho más, ya que parece una apuesta demasiado resacosa.

Nota: 6/10

Una historia real

True StoryUn debe ser y no es. Un thriller que tiene todo sus ingredientes, pero no termina de cuajar todo junto.

Personalmente no me ha conmovido en casi ningún momento, pero si me ha medio aburrido. Las interpretaciones son buenas aunque mejorables, la música no termina de ser adecuada y a veces, el diálogo es bueno. Intenta ser un thriller, pero no lo consigue pese a que el tema principal es sencillo, pero atrayente.

Una película que debería exprimir al máximo su argumento, pero queda en poca cosa.

Nota: 6/10