Jumanji: Bienvenidos a la Jungla

La exploración rompe el hielo. Esta afirmación sería el plato principal del argumento que componen los guionistas de esta película que recupera el clásico del 95.

Esta vez, el director de comedias como “Sex Tape” o “Bad Teacher”, Jake Kasdan se une con Dwayne Johnson para llevar el juego de “Jumanji” al siglo XXI. Y el resultado no es del todo malo, ya que como producto para el gran público y dispuesto a contentar a todos no falla. Tiene entretenimiento, está hecha con buena intención, contiene humor gracias, en parte, al magistral Jack Black y hace pasar unos buenos 119 minutos.

A esta producción no hay que pedirle más de lo que ya se ha comentado. Tiene escenas y momento a recordar y, el formato ‘videojuego’ sumerge al espectador de lleno dentro de la historia. Además, el argumento plantea ciertos temas a debate -no por eso originales- como los perjuicios, la amistad, el querer una cosa y no poder tenerla, el hecho de conocerse mutuamente para no caer en estereotipos, etc.

Así pues, este Jumanji protagonizado por “The Rock” -que cambia un poco su personaje típico y da la nota- es el producto adecuado para quien no quiera pensar y prefiera disfrutar de una historia para nada aburrida.

Lo bueno: Jack Black, sin duda.

Lo malo: que se busque a la clásica película protagonizada por Robin Williams.

Nota: 6/10

Distribuida por Sony Pictures
Estreno el 20 de diciembre del 2017
Anuncios

No te preocupes, no llegará lejos a pie

No te preocupes, Phoenix sigue siendo de los mejores. Gus van Sant, director de “El Indomable Will Hunting” y, también, el del ‘remake’ de “Psicosis” regresa al cine después de dirigir una película que no se estrenó en España (“El Bosque de los Sueños”).

Esta película, de un título difícil de recordar y nombrar, es la adaptación de las memorias del dibujante John Callahan que, en los años 70 sufrió un accidente de coche y quedó paralítico. Para superarlo, empezó a dibujar y asistió a terapias de grupo. Es aquí cuando entra Gus van Sant para llevar a cabo un drama intenso que proporciona un revoltijo de emociones al espectador sin defraudar.

Entre dibujos y situaciones convencionales de un biopic, encontramos una de las mejores interpretaciones del año y de la carrera de Joaquin Phoenix quien lleva la batuta todo el metraje. El actor es el encargado de transmitir todos los sentimientos al público y hacer creíble la historia por lo que la película es cien por cien él. Asimismo, Jonah Hill regala una actuación muy natural y dramática, Jack Black es difícil verlo en este género, pero no defrauda y Rooney Mara está genial lo poco que aparece. A nivel argumental, desarrolla bien su historia aunque, personalmente, me costó entrar.

A todo esto, Gus Van Sant sabe explicar la vida de John Callahan gracias a la maestría actoral de todo su reparto. Todos ellos son los responsables que un drama, aparentemente, poco original empatice con el espectador, le transmita sensaciones y reflexiones, tenga un montaje perfecto con los dibujos y un tono bienintencionado.

Lo mejor: Joaquin Phoenix.

Lo malo: algunos momentos de las terapias en grupo se hacen insoportables.

Nota: 7/10

Distribuida por Diamond Films
Estreno en 41 cines