Sunset Song

sunsetsongEsperar lo equivocado. Terence Davies adapta la novela de Grassic Gibbon a la gran pantalla ambientada en los albores de la Primera Guerra Mundial mezclando tragedia, amor y esperanza. Adelanto que es un error hacerse ilusiones porque con películas así te dejan sin ánimos.

Es una película que cuenta con una interpretación de Agyness Denyn muy difícil de superar que en cada escena se luce más. Asimismo, es una cinta que tiene una fotografía muy buena -me esperaba más- con un comienzo introductorio bien empleado. No obstante, la mezcla que quiere de amor, tragedia y esperanza hace que se ahogue en sus propias palabras y momentos.

La tragedia está contada con alma e indigna al principio pero cansa al final. La esperanza se mantiene en todo el filme intentando conmover y sería lo único que se salvaría porque el peso lo tiene la actriz principal. Y el amor… Un amor ‘pastelero’ muy predecible que se desarrolla velozmente pero que pierde toda su esencia.

Lo bueno: actuación, fotografía y monólogos interiores. Lo peor: no me convence, ni me conmueve y podría dar mucho más de sí. Una casi decepción.

Nota: 5’5/10

La Clase de Esgrima

esgrimaUna estocada al pasado. El director finlandés Klaus Härö vuelve a la gran pantalla con un drama ambientado en la Guerra Fría sobre esgrima en el cual los valores que prevalecen son la humanidad, relaciones sociales, el pasado y la ideología.

Con esto, nos explica la historia de Endel Nelis, un esgrimista que huía de Leningrado y fundó una escuela de esgrima gracias a unos niños de un colegio de Estonia, por lo que nos encontramos en un país que estuvo dividido en dos ideologías -la película ‘1944’ lo explica muy bien-. El protagonista es interpretado muy bien por Märt Avandi que nos pretende transmitir sus pensamientos al huir de Leningrado, cuando ejerce esgrima y cuando se comunica con los niños.

Técnicamente, es una película buena porque tiene detalles interesantes y curiosos, unas actuaciones buenas, una fotografía correcta y, el desarrollo del argumento es preciso y deja trozos para pensar y llorar. Sin embargo, podemos encontrar elementos típicos de estas cintas y algún que otro momento innecesario que le quita mérito así que no termina de ser perfecta. Aun así, la habilidad del filme es hacer jugar al público con la película para que se adentre más a la trama y consiga conectar.

Así que, el director consigue contar una historia necesaria mediante una buena banda sonora, un ritmo dinámico y transmitiendo al espectador reflexiones y mensajes. Huir del pasado nunca es fácil y Klaus Härö lo sabe muy bien.

Nota: 7’5/10

1944

1944Problema de frentes. El director estonio, Elmo Nüganen muestra la visión de los soldados estonios durante la Segunda Guerra Mundial optando para enfocarse en dos frentes: el alemán y el soviético.

La primera parte se centra en las trincheras con el ejército estonio a las órdenes alemanas y la segunda el ejército estonio a las órdenes soviéticas. En la primera podemos ver el conflicto bien montado, interpretado y creíble que hace estar en tensión pese a ser muy típico y plano. Además, esta parte parece que quiere entrar en reflexión de porqué los estonios debían estar a las órdenes alemanas. Sin embargo, este elemento antibelicista no se termina de exprimir al máximo y deja con ganas de más.

En la segunda -perfectamente ligada a la primera- encontramos un tono más emotivo, tranquilo y personal que la primera centrándose en el recorrido de un soldado a las órdenes soviéticas. Es más nostálgica y pretende llegar al espectador de una manera diferente exprimiendo un poco más el valor antibelicista.

Como película bélica no innova en casi nada, pero si es una historia que merece ser contada.

Nota: 7/10

Fatima

fatima-cartel-70x100_BAJA3-285x407El ejemplo de Fatima. Philippe Faucon adapta las obras de Fatima Elayoubi “Prière à la Lune y “Enfin, je peux marcher seule”. Una historia de una madre soltera que debe sacar adelante a sus hijas en Francia sin conocer prácticamente el idioma.

A medida que se desarrolla el filme sin banda sonora y con un diálogo adecuado vemos los símbolos de la integración a una nueva sociedad muy diferente con el vivo objetivo de Fatima: sus hijas. Todo el reparto trabaja correctamente, pero le falta credibilidad en alguna escena y puede llegar a ser demasiado plana. No obstante, evoluciona y hace pensar al espectador con algunos mensajes emotivos dignos de reflexionar. Tiene momentos interesantes y curiosos como la propia evolución de Fatima en el idioma o sus relaciones sociales. La trama del esfuerzo de su hija estudiosa puede dar mucho de si terminando ésta emocionando.

La carta que escribe Fatima es la joya de la película que, gracias a ella podemos saber que el dolor no siempre es físico.

Nota: 7/10

“Je parle au nom de toutes les Fatimas qui travaillent dans l’ombre, seules, loin de leurs familles et se contentent de pleurer dans leur cœur”

Más allá de las montañas

más alla montañasEvolución. El filme dirigido por Jia Zhang Ke narra la historia de tres amigos centrándose en Tao -la chica- quien tendrá que decidir con quien quedarse de los dos hombres. A primera instancia puede parecer un argumento visto y típico, pero tal y como está contado es original.

Con la excusa de contar como se desarrolla el triángulo amoroso muestra le evolución sufrida durante más de 20 años en China. La virtud de la película recae sobre la forma de contar esta transformación a nivel tecnológico, económico y, el más importante, emocional.

La cinta está dividida en tres actos que, según mi opinión, van de menos a más. Le cuesta arrancar y se hace pesada, pero a medida que avanza se vuelve más compleja y atrevida. Personalmente, me dejó muy frío e indiferente.

Como he dicho es diferente la manera cómo está contada, pero en si, el argumento es sencillo.

Nota: 6/10

La Bruja

La_brujaLa bruja poseída. Llega al cine una película de terror del bueno. Ese que no solo se basa en asustar al público con algunas escenas ‘gore’. Este es el terror que quiere que el espectador siente lo mismo que los intérpretes introduciéndolo en un escenario muy temeroso -un bosque aislado-.

La cámara juega un papel esencial porque, a medida que avanza, intenta engañar mostrando lo que no es o creando una sensación dudosa. Asimismo, la música tiene un cargo fundamental. Es perturbadora, desasosegada y muy incómoda. Algo típico en este género, pero que en esta ocasión cumple su función perfectamente: desesperar. Encontramos el componente religioso típico en estas cintas aunque éste es totalmente creíble de principio a fin acorde con la historia.

Todos los ingredientes que forman el terror están confeccionados correctamente y van dejando aspectos abiertos o ‘subtramas’ para que se vayan concluyendo. Sin embargo, algunos no se consiguen solucionar y el final deja mucho que desear. Aun así, mantiene los detalles -concentración en un plano de cámara- dejados a lo largo de la cinta hasta su conclusión -dudosa-.

Según mi visión, Robert Eggers -el director- quiere que la persona que esté sentada viendo la película sufra, se exaspere y rece con los personajes. No quiere asustar ni acobardar. Su objetivo es que se busque la bruja constantemente y el espectador se deje abrazar por las fuerzas de lucifer.

Nota: 8/10

Corazón Gigante

Ecorazon gigantel enorme corazón de Fúsi. Dagur Kári dirige una película hecha a la medida -nunca mejor dicho- del personaje interpretado maravillosamente por Gunnar Jónsson.

Mediante un montaje trabajado con detalles curiosos e interesantes y un ritmo lento y estático sumergen al espectador en un viaje por las reflexiones diarias de Fúsi, un hombre peculiar, pero no inferior que enamora.

Hay una mezcla de momentos previsibles junto a tópicos vistos en el cine y en la vida real que quizás el director quiere reflejar y denunciar. Sin embargo, también cuenta con instantes imprevisibles y una reflexión general que da para pensar en posibles prejuicios.

Fúsi es capaz de gustar al público con su enorme corazón -que muchos tendrían que aprender- mediante un paseo por sus quehaceres, aficiones y pensamientos.

Nota: 7’5/10

Entrevista al director Dagur Kári