Sinónimos

‘Sinónimos’ es una tragicomedia descafeinada y aburrida sobre una historia aparentemente interesante.

Título original: Synonymes
Dirección: Nadav Lapid
Guion: Nadav Lapid, Haim Lapid
Fotografía: Shai Goldman
Reparto: Tom Mercier, Quentin Dolmaire, Louise Chevillotte, Uria Hayik, Olivier Loustau, Yehuda Almagor, Gaya Von Schwarze, …
Fecha de estreno: 14/02/2020
País: Francia. Duración: 123′. Género: Drama.
Distribución: La Aventura Audiovisual. Cines: 24. Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de Yoav, un joven israelí que llega a la capital francesa con grandes expectativas, decidido a deshacerse de su nacionalidad lo más rápido posible. Pero el proceso también tiene sus trampas y la joven pareja francesa, de la que se hace amigo, tiene algunas ideas bastante extrañas sobre cómo ayudarlo…

El director israelí, Nadav Lapid, convierte su propia experiencia en un, aparentemente, drama reivindicativo y crítico con Israel pero, a la vez, con Francia, aunque se acaba convirtiendo en una tragicomedia desequilibrada en cuanto a ritmo e interés. La historia está explicada con una combinación de escenas y subtramas que van siguiendo al protagonista, muy bien interpretado por Tom Mercier, mientras el espectador conoce sus historias personales. 

Lapid construye un relato confuso y con el que fácilmente puedes perderte y aburrirte, además de que no consigue hacerse interesante y sus 123 minutos se hacen eternos. Personalmente, cuando visioné el film tuvo una sensación extraña porque la película tiene momentos vibrantes y decepcionantes, y me da la sensación que la forma en cómo se cuentan los hechos es fallida y equivocada, puesto que puedes perder el hilo en las idas y venidas del protagonista. 

Por lo tanto, estamos ante un trabajo con un comienzo prometedor que se va deshinchando a medida que va explicando la vida de Yoav, quedando en un olvidable trabajo (e incluso soporífero) con una crítica a Israel y Francia por igual.

Lo bueno: el protagonista.
Lo malo: un relato que, con menos minutos, podría aguantarse mejor.

Nota: 5/10

Vista durante el Festival de Berlín. Consulta la cobertura entera aquí.

Western

Emulando el ‘western’ en el este. La directora alemana Valeska Grisebach estrena en España una película pequeña muy recomendable interpretada por actores no profesionales y que va creciendo a medida que se digiere.

La historia que nos cuenta se centra en un obrero alemán que trabaja con sus compañeros en una obra en la frontera de Bulgaria y Grecia. Habrá un día que empezará a relacionarse con un pueblo búlgaro y eso le llevará rivalidades con sus compañeros alemanes. Con este argumento, la directora y guionista quiere emular la idea principal del género ‘western’ con el personaje del forastero, pero en el este de Europa donde todavía hay ciertos prejuicios a los “venidos de fuera”.

La película tiene un metraje de 100 minutos que no pasan muy rápido porque el alma del argumento se va cociendo poco a poco, muy lentamente. Se aprovecha de los paisajes de la zona para hacer una espléndida escenografía y le da mucha importancia a las miradas y gestos. De hecho, el aspecto más importante del film es mostrar cómo se intentan hacer entender entre alemanes y búlgaros, dándole importancia al lenguaje no verbal. Una vez más existe una película que quiere afirmar esa frase de “hablando la gente se entiende” y con la violencia no soluciona nada.

Con esto, ‘Western’ es un inteligente drama que desarrolla un argumento complejo con elegancia y sin carencias que, por momentos recuerda a ‘Chevalier’ y, una vez lo visualizas, va creciendo dentro de tí una sensación de haber visto cine independiente de calidad. De las imprescindibles del 2018.

Lo bueno: el desarrollo emocional del protagonista.

Lo malo: que pase desapercibido o sea para un público muy reducido.

Nota: 8/10

Distribuida por La Aventura Audiovisual
Estreno en 12 cines

Fatima

fatima-cartel-70x100_BAJA3-285x407El ejemplo de Fatima. Philippe Faucon adapta las obras de Fatima Elayoubi “Prière à la Lune y “Enfin, je peux marcher seule”. Una historia de una madre soltera que debe sacar adelante a sus hijas en Francia sin conocer prácticamente el idioma.

A medida que se desarrolla el filme sin banda sonora y con un diálogo adecuado vemos los símbolos de la integración a una nueva sociedad muy diferente con el vivo objetivo de Fatima: sus hijas. Todo el reparto trabaja correctamente, pero le falta credibilidad en alguna escena y puede llegar a ser demasiado plana. No obstante, evoluciona y hace pensar al espectador con algunos mensajes emotivos dignos de reflexionar. Tiene momentos interesantes y curiosos como la propia evolución de Fatima en el idioma o sus relaciones sociales. La trama del esfuerzo de su hija estudiosa puede dar mucho de si terminando ésta emocionando.

La carta que escribe Fatima es la joya de la película que, gracias a ella podemos saber que el dolor no siempre es físico.

Nota: 7/10

“Je parle au nom de toutes les Fatimas qui travaillent dans l’ombre, seules, loin de leurs familles et se contentent de pleurer dans leur cœur”