Un Monstruo Viene A Verme

monstruovieneavermeLa imaginación de Conor. El gran reto que tenía Juan Antonio Bayona con este proyecto no solo era el de terminar su trilogía maternofilial bien sino, también, poder convertir el alma del libro de Patrick Ness en una película. La novela es formidable y llena de reflexiones con un sentimiento a flor de piel dispuesta a impresionar cualquier lector.

La película es la adaptación casi literal de los escritos que consigue llegar al espectador no sólo provocando la lágrima sino por medio de la imaginación de Conor y sus sueños para que sintamos la vida que tiene y la que le viene por delante.

Sin embargo, no todo es perfecto y he podido contemplar aspectos que no me terminan de convencer como la interpretación de Sigourney Weaver, el epílogo es demasiado masticado para que el público entienda lo que quiere decir y, una sensación personal es que es una adaptación tan idéntica que parece que haya escenas incluidas porque sí y se note que está marcada por la novela y no pueda salirse de ella dejándose así sensaciones o añadiendo algunas de innecesarias.

No obstante, debo reconocer y sincerarme que el filme es muy bueno y con él, Bayona llega al punto álgido de su estilo con escenas más trabajadas, las historias del monstruo excelentemente bien contadas, los efectos especiales brillantes, entretiene y es creíble pese a tener la mezcla entre imaginación y mundo real. Lewis MacDougall se sale en su papel, la música acompaña y emociona, está bien contada y narrada y, hay que decir que no es una simple historia de una madre con cáncer y un hijo que sufre sino la vida de un niño que ve su infancia truncada y tiene que tirar hacia delante como sea. Y qué decir del monstruo, personaje que deja entrever alguna idea misteriosa y abierta y, al final, acabas enamorándote de él.

Así pues, Juan Antonio Bayona consigue hacer una película muy buena, con una adaptación correcta -para lo bueno y lo malo-, con una historia original y dispuesta a no solo hacer llorar sino reflexionar mediante sus frases e historias curiosas y exquisitas.

La imaginación y la curiosidad mueven al ser humano y, sobretodo, las historias, esas criaturas salvajes que cuando las sueltas quién sabe los desastres que pueden causar.

Nota: 8’5/10

Aliens

Aliens_El_regresoUn regreso magnificado. James Cameron se encargó de hacer la secuela de Ridley Scott, pero debemos reconocer que tiene muchas diferencias y es peligroso decir que son primera y segunda parte.

Esta vez, la teniente Ripley vuelve al planeta del que se fue atemorizada para investigar qué le sucedido a la población. Partiendo de este argumento nuevo, el director consigue hacer una película magnificada en todo, es decir, tiene mucha más acción, más suspense, más personajes, más efectos y, en general, es más en todo comparado con la primera. Este factor puede ser bueno o malo, pero todos los aspectos consiguen cerrarse bien para completar una cinta magnífica, enérgica, inquietante a más no poder y que no defrauda al espectador.

Destacar la inmejorable y bárbara actuación de Weaver, la frenética banda sonora de James Horner y, sin remordimientos, los más que espectaculares efectos especiales. Inigualables. Mantiene los mismo errores que la primera -el ruido en el espacio- y hay aspectos que no quedan bien -los típicos marines musculados y sin gracia y la poco creíble inocencia de la niña-.

Una auténtica guerra contra aliens con suspense, intriga y mucha acción dejando de lado el terror -solo un poco- y completando una barbaridad de película.

Nota: 9/10

Alien, el octavo pasajero

alienSuspense y terror espacial. Ridley Scott creó una de las mejores películas de ciencia-ficción jamás hechas. En ella podemos encontrar el terror de un alien negro, feo y con ganas de matar a cualquiera y un suspense desde el minuto uno hasta el final que no te deja respirar. Pese a tener algunos errores -el ruido en el espacio- que se aceptan por la época en la que se hizo tenemos delante una auténtica película de culto.

Vemos el avance de los efectos especiales y, sobretodo, la magnífica dirección artística creando a un animal temido para todos los espectadores. La película va acompañada de una banda sonora potente y adecuada a cada escena que describe muy bien cada momento y una Sigourney Weaver que cuando tiene todo el protagonismo no decae y hace creíble su miedo dentro del cuerpo.

Si a la buena banda sonora, el argumento innovador, las interpretaciones creíbles -algunas- y su diseño le añadimos la inquietante cámara que actúa de maneras diferentes -presentando escenarios o introduciendo más miedo y tensión al público- acabamos pensando que es una película única e intensa llena de terror y suspense extraterrestre.

Nota: 9/10