Wonder

La superación de Auggie. El director Stephen Chbosky adapta la novela de Raquel J. Palacio sobre el personaje de Auggie, un niño de 10 años que nace con malformaciones craneofaciales. Como es de esperar, el argumento se centra en explicar la difícil adaptación del chico en el colegio porque, hasta ese momento, había sido educado por su madre en casa.

Con esta premisa, nos envolvemos en una historia de superación y bondad que podríamos tomar como algo típico, pues no se desmarca del convencional drama, pero que tiene su propia luz y estima. El carisma y personalidad que le da Jacob Tremblay al personaje de Auggie es única e irrepetible y reafirma que el joven actor tiene potencial a la hora de actuar, pese al maquillaje que debe soportar. Junto con él le acompañan Julia Roberts, Owen Wilson e Izabela Vidovic, con mención especial al también joven actor Noah Jupe, todos geniales en sus papeles.

La historia podría quedarse en la sensiblería y lágrima fácil, pero va más allá con diferentes reflexiones, no solo de superación personal, si no de demostración de cómo hay que llevar, como padres, hermana, amigos, estos temas, sin olvidar el profundo homenaje que hace a la amistad. Es una película de la cual te puedes esperar momentos lacrimógenos y divertidos, pero también, instantes de enfados, de frustración, de indignación.

Podríamos decir que es un film que mezcla diferentes sensaciones al espectador con distintas reflexiones para pensar, todo ello hecho de la manera más entrañable, precisa e ingeniosa. Personalmente, me esperaba el típico ‘dramón’ con el mensaje de “las apariencias engañan”, pero hay algo en ella que la hace única y pone a prueba tus sentimientos.

Lo bueno: Jacob Tremblay y que me hiciera llorar de verdad.

Lo malo: que se interprete como un acto más de sensiblería y lágrima fácil.

Nota: 7’5/10

Distribuida por EOne
Estreno en 269 cines
Anuncios

Money Monster

money_monsterUn ‘rehén’ adinerado. La gran actriz y mejorable directora, Jodie Foster nos presenta un ‘thriller’ sobre un secuestro a un famoso de la televisión y con mucho dinero de por medio.

George Clooney encarna al famoso adinerado que es tomado como rehén por Jack O’Connell. Ambos actúan muy bien y de forma creíble destacando a O’Connell porque, a veces, llega a poner los pelos de punta y se come a Clooney. Julia Roberts también forma parte del reparto actuando bien y cómoda en su papel sin lucirse.

A parte de todo esto, la película quiere ser un ‘thriller’ y poner nervioso al público así como llegar a criticar el mundo del dinero y la bolsa. Lo único que consigue es tener pegado al espectador en su silla sin aburrirse. Por desgracia, la cinta carece de suspense e intriga, tiene algunos errores y tiene momentos típicos en filmes de secuestros. No obstante, sí tiene detalles curiosos para pensar y hay instantes que roza la comedia absurda, pero podría ser mucho mejor sin llegar a lo que se propone.

Es una buena película que entretiene y tiene alguna crítica -sin incidir mucho-, pero cuesta ponerse en la situación que se vive debido a la poca conexión que tiene.

Nota: 7/10