El Aviso

Basada en una inquietante novela, el largometraje no llega a deslumbrar. La nueva película de Calparsoro parte con un potencial dramático y argumentativo deslumbrante, pero no sabe desarrollarse.

Paul Pen escribió “El Aviso” en 2011 y, tras 7 años en librerías, la novela da el salto al cine de la mano de Daniel Calparsoro, director de “Cien Años de Perdón”. La película entretiene, eso es una realidad, pero no acaba de cuajar. Quizás sea por un montaje basado en el corte y pega de planos, que le dan un ritmo frenético a la cinta, o en el descontrol narrativo provocando el descuido y la distracción en el espectador. Hecho que no deja asentar conocimiento de la historia al espectador.

El largometraje tiene secuencias con una potencia dramática maravillosa, que desprenden un sentimiento trabajado con maestría por Aura Garrido, Raúl Arévalo y Belén Cuesta; pese a esto, no hieren al público. Y quizás sea por el adorno de una frecuente banda sonora de melodrama, en la que cada decisión tiene su orquestación.

Ciertamente, el thriller va fortaleciéndose a medida que llega a su fin. Y es una lástima, porque no llegué a introducirme de lleno en la película hasta sus tres cuartas partes de duración. Pero, quizás, me haya faltado algo más de ambición para captar mi atención.

Lo mejor: Su inquietante desenlace.

Lo peor: Su lenguaje cinematográfico no acaba de desarrollarse con fluidez.

Nota: 6/10

Escrita por Pablo Aguilar-Galindo.

Distribuida por DeaPlaneta
Anuncios

Entrevista a Andrés Koppel

“Ante la muerte violenta de un hijo, ni la venganza ni la justicia sirven de mucho.” – Andrés Koppel

Foto: Milena Munjé

El viernes 1 de septiembre se estrenó “La Niebla y la Doncella”, la adaptación al cine de la novela de Lorenzo Silva, a cargo de Andrés Koppel, y en Cinezin tuvimos la oportunidad de entrevistarle y conocer el proyecto más de cerca. Sigue leyendo

La Niebla Y La Doncella

Perdidos en la niebla de La Gomera. El guionista y ahora director Andrés Koppel lleva al cine la novela del célebre escritor Lorenzo Silva para adentrarnos en las profundidades de La Gomera. Vuelve el sargento Bevilacqua y su cabo Chamorro para descubrir el asesino de la muerte de un joven de la isla obligando a reabrir un caso que daban por zanjado.

Un argumento complejo y embrollado con giros argumentales y subtramas es uno de los elementos que definen esta película que, por momentos es emocionante como ‘thriller’, pero también aburrida y demasiado rebuscada. Asimismo, uno de sus aspectos más flojos son sus interpretaciones pues ni Quim Gutiérrez ni Verónica Echegui hacen creíbles sus personajes, pero, por suerte, Aura Garrido y Roberto Álamo cumplen.

Junto con sus actuaciones poco convincentes, le falta ritmo e intriga, así como, también, crear interés al espectador pues cuesta mucho empatizar con la trama. Aun así, en medio de esa neblina que se te crea al verla, al final puedes ver el sol y entender todos los interrogantes que te ha ido provocando.

Lo bueno: sus paisajes.

Lo malo: algunas subtramas y el hecho de que le cuesta contar lo que realmente quiere hacer reflexionar.

Nota: 5’5/10

Distribuida por DeAPlaneta