Testigo

El ‘macanografiador’. El veterano actor francés François Cluzet vuelve a la gran pantalla junto al director Thomas Kruithof para adentrarnos en una historia de espionaje con detalles de un auténtico ‘thriller’ que inquietan al espectador.

Cluzet es el protagonista que encarna a Duval, un hombre que entra a trabajar en una misteriosa empresa donde tiene que transcribir llamadas telefónicas con unas normas muy estrictas. Con este misterio desde el inicio, la película nos involucra rápidamente en la trama gracias a una estética inmejorable, una tensión que va en aumento con los minutos, unos guiños y críticas al sistema político del país y un final razonable, pero que, para mi, está hecho con prisas.

Técnicamente es correcta y la historia está muy bien explicada por lo que son unos 88 minutos entretenidos y bonitos aunque angustiosos que te mantienen conectado todo el metraje.

Lo bueno: Cluzet y su original y ágil historia.

Lo malo: su final.

Nota: 7’5/10

Distribuida por Surtsey Films
Estreno en 41 cines