Una Mujer Fantástica

La reivindicación de Daniela Vega. El director chileno Sebastián Lelio vuelve a la gran pantalla con una película realmente buena y digna de valorar en su conjunto porque el tema que trata es delicado y da mucho que hablar.

Mediante la historia de Marina, una mujer transexual acusada de asesinato de su novio Orlando por la familia de éste, nos trasladamos en un argumento con aires reivindicativos y de denuncia social retratando a una parte de la sociedad chilena que ve una aberración su condición sexual. Marina es interpretada por la actriz transexual Daniela Vega quien demuestra tener un potencial interpretativo enorme y nos hace poner en la piel de la protagonista desde el primer minuto. La película no solo quiere hacer una crítica a esa sociedad que no acepta otros géneros sino, también, el infierno que tiene que pasar una persona transexual en las circunstancias que plantea el film.

El film entretiene y el argumento está muy bien hilvanado, pero, personalmente, me sobran algunas escenas, sus últimos 20-30 minutos se me hicieron eternos y, a veces, parece que le falte un empujón para seguir adelante. Aun así, Sebastián Lelio trata un tema delicado y necesario con mucho decisión y valentía de la mejor forma digno de aupar.

Lo bueno: Daniela Vega.

Lo malo: su irregularidad en el ritmo.

Nota: 7’5/10

Distribuida por BTeam Pictures
Estreno en 39 cines

La Chica Danesa

Chica DanesaEinar y Lili. Dos personas en una misma en la que Tom Hooper dedica este filme a enseñar como de Einar sale Lili. Su intención no es denunciar la crítica de la transexualidad de la época sino mostrar la sensación de la persona que se siente mujer atrapada en el cuerpo de un hombre y sus cambios personales.

Por un lado, la realización es notable porque el tema debe tratarse con naturalidad y así lo hace. Sin embargo, hay momentos que parecen demasiado preparados y pierde toda la naturalidad necesaria. Además, su ritmo lento hace que preveas lo que pasará y no lo hace especial cuando debería.

Por otro lado, la película se sostiene gracias a las magníficas y perfectas actuaciones de Vikander y Redmayne totalmente creíbles. Y su banda sonora es precisa en cada momento crucial del protagonista. No abusa de momentos lacrimógenos y quiere que conectes con lo mismo que Einar Wegener va sintiendo a lo largo de sus sentimientos cambiantes.

Una película sentimental con una realización correcta, pero mejorable en momentos trascendentes.

Nota: 7’5/10