Untouchable (Intocable)

‘Untouchable (Intocable)’ es un documental duro, indignante e idóneo para conocer quién era Harvey Weinstein y saber porqué estalló el #MeToo.

Título original: Untouchable
Dirección: Ursula Macfarlane
Fotografía: Patrick Smith, Neil Harvey, Amza Moglan
Música: Anne Nikitin
Fecha de estreno: 06/09/2019
País: Estados Unidos. Duración: 98′. Género: Documental.
Distribución: Vértice Cine. Cines: 19. Tráiler.

Sinopsis: documental sobre Harvey Weinstein, el titán de Hollywood hasta que sus víctimas hablaron y el movimiento #MeToo amplificó sus denuncias a lo largo y ancho del mundo.

La documentalista Ursula Macfarlane lleva años realizando interesantes documentales sobre temas difíciles o todavía calientes como Charlie Hebdo: 3 Days That Shook Paris. Ahora viene con este documental sobre una cuestión aún difícil de tratar por la proximidad de los hechos y, nada más y nada menos que sobre Harvey Weinstein. Una gran acierto de su trabajo es que se equipa de muchos testigos variados, ya sean víctimas de los abusos del productor, periodistas que han redactado sobre él y miembros del círculo de confianza o que hubiese trabajado con los hermanos Weinstein. Este elemento hace que, dentro de la parcialidad del tema, exponga los hechos de una manera imparcial por la variedad de testimonios y lo bien entrelazados entre ellos.

Macfarlane, además, utiliza un buen montaje para ir exponiendo, de manera cronológica, diferentes temas sobre Harvey Weinstein para que el espectador lo comprenda todo, a ritmo lento. No es una exposición de los hechos enrevesada ni compleja. Se entiende todo bien, hace pensar y hay instantes de verdadero agobio, indignación o emoción. Asimismo, es un buen documental y retrato para que el público se acerque al personaje de Harvey, lo conozca y sepa cuál fue su recorrido a lo largo de los años. 

¿Recomendable? Sí.

Lo mejor: la selección de personas entrevistadas.
Lo malo: entender y defender sólo una visión de la historia.

Nota: 7/10

Anuncios

Gracias a Dios

‘Gracias a Dios’ es el símbolo de la lucha actual contra los abusos a niños de la Iglesia con la veteranía de Ozon aunque se hace algo pesado.

Título original: Grâce à Dieu
Dirección: François Ozon
Guion: François Ozon
Fotografía: Manuel Dacosse
Música: Evgueni Galperine, Sacha Galperine
Reparto: Melvil Poupaud, Denis Menochet, Swann Arlaud, Eric Caravaca, François Marthouret, Bernard Verley, …
Fecha de estreno: 18/04/2019
País: Francia. Duración: 137. Género: Drama.
Distribución: Golem Distribución. Cines: 82. Tráiler

Sinopsis: se adentra en los entresijos de la iglesia para relatar la historia de una organización que denuncia los casos de pedofilia de los capellanes. Basado en el caso real de Bernard Preynat, sacerdote de la Diócesis de Lyon.

A título personal, François Ozon me maravilló con ‘Frantz’ y me decepcionó con ‘El Amante Doble’. Esta vez trata un tema muy actual, ya que el caso de Bernard Preynat salió a la luz en 2016. El desarrollo del argumento es correcto, aunque algo denso, y muy bien filmado que provoca indignación, interés y emoción al espectador mediante tres historias de tres personajes diferentes.

Un detalle curioso del film es la demostración de que un movimiento así ha sido impulsado por gente que tiene dinero y puede permitirse abogados, mientras que la llamada ‘clase baja’ no está por estos temas ni puede permitirse ir a juicios. A parte de esto, hay que remarcar que la película dura 137 minutos, totalmente innecesario para explicar esta historia que se alarga y alarga.

En definitiva, Ozon no decepciona en su último trabajo al trata un tema delicado que logra hacerse interesante pese a su ritmo y duración y que recuerda a ‘Spotlight’ de Thomas McCarthy.

¿Recomendable? Sí.

Lo bueno: algunos detalles y su elenco actoral.
Lo malo: su densidad y ritmo.

Nota: 7’5/10

Vista en el contexto del Festival de Berlín. Consulta aquí la cobertura.

La Caza

jagten_the_hunt-856722221-largeVerdad y mentira. Los dos términos que quiere hacer buscar Thomas Vinterberg al espectador con una historia de un profesor de guarderia que, supuestamente, es pederasta.

Mads Mikkelsen encarna al protagonista de una manera eficiente, sin lucirse, invitando al público a pensar sobre las relaciones de amistad, y a cuestionarse la inocencia de los niños.

La puesta en escena es curiosa y, pese a que en ocasione, el filme pueda ser típica, mantiene de fondo un mensaje a descubrir sobre qué es verdad y qué no y a preguntarse quién es amigo y quién no. La historia se desarrolla correctamente manteniendo ese mensaje oculto que vas descubriendo con sensaciones de indignación y enfado.

Un drama hábil que cumple con sus objetivos: crear ira y reflexionar.

Nota: 7/10