El Hilo Invisible

La perfección de un romance cosido. Paul Thomas Anderson, director de joyas como ‘Pozos de Ambición’, vuelve cuatro años después para dejar el cine negro de ‘Puro Vicio’ y enamorar al público con Daniel Day-Lewis y Vicky Krieps, un romance entre agujas y vestidos.

El actor de ‘Gangs of New York’, Daniel Day-Lewis nos regala una de sus mejores y más contenidas actuaciones encarnando el personaje de Woodcock, un modisto de clase alta y de gran reputación que, un buen día, conoce a Alma, una chica que se convertirá en su musa. Esta última está actuada magistralmente por Vicky Krieps que se encarga de darle amor y encanto al filme, elementos que quita Day-Lewis con su arrogante y académico personaje. De esta manera, la película se convierte en una auténtica batalla romántica y diferente entre ellos dos que acaparan la pantalla de manera precisa y hermosa.

En este dúo que forman los dos intérpretes, el espectador se deja llevar por el hilo que se va cosiendo a medida que pasan los minutos convirtiendo una historia sencilla en una formidable creación, acompañada de una fotografía excelente y una banda sonora exquisita. No obstante, lo negativo del filme es su ritmo porque no entretendrá a cualquiera; es de cocción lenta con un resultado satisfactorio. Igualmente, hay sucesos en la trama que desconcertan y pueden sacarte de la historia, pero es realmente ejemplar la manera como está grabada y explicada.

Lo bueno: Vicky Krieps y, sobre todo, el personaje de Lesley Manville.

Lo malo: el academicismo y ritmo pueden sacar al espectador del filme e incluso aburrirle.

Nota: 7’5/10

Distribuida por Universal Pictures
Anuncios

El Joven Karl Marx

El embrión para dar sentido a las revoluciones. El director haitiano, Raoul Peck, deja el documental de ‘I Am Not Your Negro’ para adentrarse en la difícil tarea de explicar la vida de Karl Marx y sus compañeros más próximos, como Friedrich Engels, y haciendo posible pasarla al alumnado que estudie este tema.

La película es un drama histórico que relata cómo nació el socialismo científico de Marx y sus debates con el socialismo utópico de Proudhon enseñando así como se gestó la ideología que capitanearía la revolución de 1848 y, posteriormente, maduraría con el comunismo. El film no deja de ser un retrato convencional, explicado con una fórmula sencilla de inicio, desarrollo y final, bien documentada, intentando abarcar los aspectos más importantes para poder dar vida a la historia que quiso unir el movimiento obrero.

August Diehl es el responsable de encarnar a Marx y, a nivel interpretativo, la película cumple, es creíble y, lo más importante, se hace interesante y curiosa, pero no deja de ser un drama histórico más que no destaca en nada en particular. Tiene momentos apasionantes y de grandes diálogos, e históricamente está bien cuidada, pero deja un sabor de mediocridad y de poca ambición a la hora de contar la historia que, lo que pudiera haber sido revolucionario se queda en un mero burgués sin aspiración.

Lo bueno: adentrarse en esa parte de la sociedad en la que los combates se basaban en saber quien leía más.

Lo malo: quedarte con la sensación de indiferencia.

Nota: 6/10

Distribuida por Pirámide Films
Estreno en 23 cines