Asher

‘Asher’ se mueve entre el drama y el thriller de un modo pausado con elegancia, al estilo Ron Perlman, pero deja mucho que desear.

Título original: Asher
Dirección: Michael Caton-Jones (Vida de Este Chico)
Guion: Jay Zaretsky
Fotografía: Denis Crossan
Música: Simon Boswell
Reparto: Ron Perlman, Famke Janssen, Richard Dreyfuss, Peter Facinelli, Jacqueline Bisset, Guy Burnet, Marta Milans, …
Fecha de estreno: 05/04/2019
País: Estados Unidos. Duración: 105′. Género: Drama.
Distribución: A Contracorriente Films. Cines: 3. Tráiler

Sinopsis: presenta la vida de Asher, un antiguo miembro del Mossad que se ha convertido en asesino a sueldo, viviendo de manera austera en un Brooklyn. Llegando al final de su carrera y quizá de su vida, Asher rompe una promesa que hizo de joven cuando conoce a Sophie en un trabajito que se tuerce.

El proyecto que presenta el director británico Michael Caton-Jones es un drama-thriller que promete ser ingenioso, con un guion distinto y una figura imprescindible en pantalla. Sin embargo, de los tres elementos solo encontramos el último. Ron Perlman es el que acapara la pantalla en esta historia que pretende ser reflexiva e ir más allá, pero no es nada destacable más allá del tema judío que incluye. Se asiste y entra en la historia con pasividad y falta de interés. 

Eso sí, la presencia de Perlman le da valor al film y su toque se nota, a la altura de personajes como León de ‘El Profesional’ (Luc Besson, 1994). Aun así, el gran problema del trabajo de Caton-James es su ritmo lento y falta de chispa. Le cuesta conectar con el espectador y llevarlo por las calles de Nueva York o meterle dentro de una trama de asesinatos. Además, más allá de los posibles clichés que pueda tener, parece que todo pase a cámara lenta y pasas los 105 minutos a duras penas, a poco de caer dormido. En definitiva, lo que el inicio prometía acaba diluyéndose en algo ya visto y sin interés.

¿Recomendable? No mucho. Para fans de Perlman.

Lo bueno: el inicio prometedor y algunos diálogos.
Lo malo: indiscutiblemente, su ritmo.

Nota: 5’5/10

Anuncios

El Amante Doble

La doble emoción. El director francés François Ozon vuelve a los cines con un ‘thriller’ psicológico inquietante y rocambolesco que juega con el espectador para que o vomite o se excite.

El argumento cuenta la vida de una chica débil quien recorre a un psicoterapeuta para que la ayude hasta que se ve involucrada en una historia de pasión y mentiras con la que se obsesionará. Con tonos de intriga y romance, la historia empieza maravillosamente, con una puesta en escena muy buena y elegante, que va poniendo al público en situación.

Sin embargo, a medida que avanza el metraje, el film comienza a ser un despropósito y un lío confuso hasta que acaba, sin levantar cabeza, en ese entramado de celos y frenesí sexual en el que se encuentra. Por este motivo, la doble emoción de asco y placer existe, pero no compenetra bien con una historia retorcida que pierde fuelle a cada giro que da.

Lo bueno: su elenco actoral y elegancia.

Lo malo: esperar algo tan bueno como su anterior proyecto, ‘Frantz’.

Nota: 5’5/10

Distribuida por Golem Distribución