O Brother!

obrotherHomero según los Coen. Los hermanos polifacéticos del cine, los Coen, adaptan la obra clásica ‘Odisea’ de Homero a su manera. Y qué manera. Convierten esta obra en una comedia sarcástica, musical y una aventura llevada a cabo por George Clooney, John Turturro y Tim Blake Nelson quiénes abordan sus papel eficaz y perfectamente.

El guión y, sobretodo, la música son los puntos fuertes del filme que con un argumento sencillo consiguen hacer reír al espectador durante los 93 minutos. Sin embargo, no lleva ningún hilo argumental recto, es decir, la película rueda sobre la marcha por lo que invita todavía más a naufragar con los personajes principales y los que se van encontrando por el camino -destacar John Goodman-.

Tiene escenas memorables, momentos a recordar, diálogos a enmarcar -normal en los Coen- y una mezcla de risa fácil, risa inteligente y risa irónica tan sumamente excelente que no la puedes tomar en serio y, simplemente, dejarte ir por el trío protagonista. Lo curioso es que, a todo esto, es una adaptación diferente y curiosa al poema de Homero que no se olvida de sus elementos claves: el cíclope, el encuentro con su esquiva esposa, el profeta ciego que les anuncia el futuro, etc.

Y no solo eso, sino que dentro de todo este batiburrillo tiene cabida una inteligente crítica de la época en cualquier ámbito que, mientras gozas la película te vas dando cuenta de lo que significa. Personalmente, los mejores Coen que dejan al público un sabor muy refrescante y agradable hasta el final.

Nota: 8’5/10

El Gran Lebowski

the_big_lebowskiLa alfombra del Nota. La película de culto de los hermanos Coen -dirigida por Joel Coen- es absurdamente divertida.

Jeff Bridges y John Goodman presentan una comedia muy negra con una trama principal que se divide en muchas otras. Cada una parece haberse sacado de la propia imaginación del protagonista cuando fuma marihuana. Tiene escenas memorables -la de Jesus Quintana- y un dialogo correcto y, en ocasiones, soberbio.

La representación de un vago, pobre y pacifico es excelente que, mediante la búsqueda de su alfombra, nos invita a un viaje por sus confusiones, borracheras y sueños. Además, Goodman es la viva imagen de un ex soldado enviado a Vietnam -lo recuerda siempre y siempre es divertidísimo- que, como argumento de fondo, se puede enlazar con el conflicto de Saddam Hussein.

En todo caso, los Coen consiguen hacer una película divertida que se ha hecho un icono en la sociedad y logran un hilo argumental complejo perfectamente solucionado -a veces disperso- con algunos símbolos simpáticos.

Nota: 7’5/10

¡Ave, César!

avecesarEl Hollywood de los Coen. Los hermanos guionistas y directores crean una sátira y crítica del Hollywood de los años 50.

Un montaje variado con diversas situaciones y escenarios de grabación que se adentran dentro del cine al espectador. Sin embargo, no deja de ser una comedia sin gracia la cual quiere enseñar mediante situaciones que se van perdiendo en sus argumentos independientes sin llegar a nada.

Un buen reparto muy esporádico con algunas escenas que valen mucho la pena -el musical de Channing Tatum- y un ritmo correcto. Entretiene, pero no hace gracia y te esperas un diálogo a la altura de los Coen pero pasa desapercibido.

Una “coenizada” irregular, fría e indiferente.

Nota 5’5/10