Ema

‘Ema’ es inclasificable, provocadora y única que vale más por su experiencia sonora y visual que por su historia sin emoción y aburrida.

Título original: Ema
Dirección: Pablo Larraín
Guion: Guillermo Calderón, Alejandro Moreno, Pablo Larraín
Música: Nicolas Jaar
Fotografía: Sergio Armstrong
Reparto: Mariana Di Girolamo, Gael García Bernal, Santiago Cabrera, Giannina Fruttero, Catalina Saavedra, Eduardo Paxeco, …
Fecha de estreno: 24/01/2020
País: Chile. Duración: 102′. Género: Drama.
Distribución: BTeam Pictures. Cines: ?. Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de Ema, una joven bailarina que decide separarse de Gastón luego de entregar a Polo en adopción, el hijo que ambos habían adoptado y que fueron incapaces de criar. Desesperada por las calles del puerto de Valparaíso, Ema busca nuevos amores para aplacar la culpa.

Pablo Larraín es un director que pretende convertir una historia, aparentemente fácil y sencilla, en una experiencia cinematográfica mediante un laborioso trabajo del aspecto técnico. Sin embargo, sus dos últimos trabajos, Neruda y Jackie son dos castañas aburridas e insufribles, fácilmente olvidables, que pretenden explicar la vida de una persona bajo el signo de “un estilo personal y único”. Con Ema hace exactamente lo mismo pese a que no estamos ante una película biográfica sino un drama social con una adopción de por medio, una relación de pareja tóxica e inmadura, unos bailes espasmódicos reggaetoneros y relaciones bisexuales.

La idea de Larraín quiere ser única, original y desafiante con el espectador para que éste salga de la sala del cine impresionado después de asistir a un relato que gana ritmo con su sonorización y puesta en escena, ambos aspectos excelentes. No obstante, lo que expone es confuso, disperso y ambiguo, queriendo mostrar una difícil situación familiar de una manera poco convencional que, de bien seguro, descolocará al público (para bien y para mal). Su protagonista, Mariana Di Girolamo, convence en su papel, pese a no cambiar la expresión facial en todo el metraje, y se combina bien con el resto de secundarias, quizás más convincentes que Di Girolamo.

Al final, pues, Larraín hace un experimento de los suyos en un relato que, a nivel personal, no me convence, ni emociona, ni atrapa sino que, más bien me aburre y descoloca en su intento de querer ser único y provocador. Eso sí: como experiencia visual y sonora cumple.

Lo bueno: el aspecto visual y sonoro.
Lo malo: Larraín prefiere ambientación antes que un relato claro y emotivo.

Nota: 5/10

Una Mujer Fantástica

La reivindicación de Daniela Vega. El director chileno Sebastián Lelio vuelve a la gran pantalla con una película realmente buena y digna de valorar en su conjunto porque el tema que trata es delicado y da mucho que hablar.

Mediante la historia de Marina, una mujer transexual acusada de asesinato de su novio Orlando por la familia de éste, nos trasladamos en un argumento con aires reivindicativos y de denuncia social retratando a una parte de la sociedad chilena que ve una aberración su condición sexual. Marina es interpretada por la actriz transexual Daniela Vega quien demuestra tener un potencial interpretativo enorme y nos hace poner en la piel de la protagonista desde el primer minuto. La película no solo quiere hacer una crítica a esa sociedad que no acepta otros géneros sino, también, el infierno que tiene que pasar una persona transexual en las circunstancias que plantea el film.

El film entretiene y el argumento está muy bien hilvanado, pero, personalmente, me sobran algunas escenas, sus últimos 20-30 minutos se me hicieron eternos y, a veces, parece que le falte un empujón para seguir adelante. Aun así, Sebastián Lelio trata un tema delicado y necesario con mucho decisión y valentía de la mejor forma digno de aupar.

Lo bueno: Daniela Vega.

Lo malo: su irregularidad en el ritmo.

Nota: 7’5/10

Distribuida por BTeam Pictures
Estreno en 39 cines

Neruda

nerudaUn poema fallido. El popular director chileno, Pablo Larraín quiso arriesgarse para traer al cine la historia del famoso poeta, Pablo Neruda y la historia de su huida del país sudamericano.

Podríamos categorizar la película como un poema o esa era la intención porque mediante un diálogo a la altura te va llevando por los quehaceres del poeta y sus viajes para evitar la polícia.

Sin embargo, el filme se aguanta gracias a la actuación de Luis Gnecco que acierta como Neruda incluso cuando recita poemas, la ambientación y la narración. Fuera de esto, Gael García Bernal está medianamente bien, hay un exceso de voz en off, su excesivo ritmo lento provoca bostezos, se preocupa mucho por su estética, la policía siempre por detrás y pretende transmitir algo que no me terminó de llegar.

Sinceramente, poco he aprendido del poeta visualizando esta película y pienso que la intención de hacerla como un poema surrealista e irónico es totalmente fallida. Además, incorporar elementos de un realismo mágico no terminan de convencerme.

Nota: 5/10