• Sing Street

    ¡Qué viva la música! Y qué viva para siempre ya que con esta película amaremos este arte a más no poder con una historia convencional, pero desarrollada de la mejor manera. John Carney vuelve a sorprendernos con este filme lleno de instrumentos, ilusión, letras, canciones, sentimientos, lazos familiares, denúncia social y mucha pasión para luchar por lo que realmente quieres. Esta vez, el director nos lleva una historia sobre un chico que decide crear un grupo de música rock-futurista para acercarse a una chica modelo por la cual ha caído enamorado. Hay que reconocer que tiene muchos momentos previsibles y el argumento es convencional, pero las subtramas de problemas familiares…