Yucatán

A la deriva entre trampas y estafadores. El director de ‘Celda 211’ y ‘El Niño’ Daniel Monzón vuelve al cine cambiando el habitual registro. Esta vez quiere regalar al público una comedia refrescante y entretenida a bordo de un crucero Pullmantur. Cabe decir que Monzón ya hizo una incursión en el género con “El Robo Más Grande Jamás Contado” en 2002.

Para empezar, lo que Monzón quiere brindar al espectador es una mezcla bien curiosa que logra ser satisfactoria. En la película encontramos una mezcolanza de comedia romántica y familiar e intriga típica en films de atracos y estafas -(¿podemos hablar de un ‘Ocean’s Eleven español?), todo esto sin dejar de lado el eje central: el viaje por Casablanca, Tenerife, Brasil y Yucatán.

Luis Tosar, Rodrigo De la Serna y Stephanie Cayo encabezan el reparto, ya que son los responsables de conseguir que uno se entretenga al comienzo de la película. Asimismo, Joan Pera los sigue como gran protagonista que, a medida que pasan los minutos, va cogiendo protagonismo hasta convertirse en lo mejor del film. Su personaje junto a su familia le dan los toques de comedia bien dosificados y sin caer en la tontería, pero sí la convencionalidad.

No obstante, ‘Yucatán’ podría pecar de exageración en según que subtramas y aventuras que suceden en el film. Hay instantes sobresaltados y difíciles de creer que descolocan un poco, pero, por mucha comedia que sea, tiene sus momentos de espectacularidad que ayudan a que sus 130 minutos pasen volando.

Así pues, Daniel Monzón consigue crear una verdadera ‘boat movie’ interesante, con algún que otro mensaje para reflexionar y una historia entretenida. Cae en ñoñerías y situaciones embarazosas, pero el argumento se desarrolla y, como espectador, lo sigues felizmente.

Lo bueno: todo el reparto destacando a Joan Pera y Rodrigo De La Serna.

Lo malo: que tras aventura y aventura uno piense que le están tomando el pelo.

Nota: 6/10

Distribuida por 20th Century Fox
Estreno en 362 cines
Anuncios

Celda 211

celda_211-654769303-largeMala madre. En 2009 pudimos ver una película que hizo volar por los aires todas las expectativas y límites del cine español de la mano de Daniel Monzón.

Con ‘Celda 211’, el director mallorquín consigue mantener al público sentado y pendiente durante 110 minutos en un thriller y drama carcelario en el que un hombre empieza a trabajar en una cárcel, pero se ve envuelto por motín y se hace pasar por un preso. Con esto, hacemos un viaje sangriento, lleno de rabia e ira y capaz de todo en el que el protagonista intentará salir de alguna manera. Interpretado por Alberto Ammann y acompañado por un buen elenco que destaca Luis Tosar quien se encarga de llevar la batuta de la película con su más que excelente actuación. Apabullante.

El ambiente que se crea es totalmente asfixiante, tiene una narración impecable, tensa, inteligente, nerviosa que te obliga a hacerte sentir como uno más del motín. Tiene escenas memorables y muy adrenalínicas y, en ocasiones, nos sumerge en la cabeza del protagonista para debatir qué es lo que hará a continuación. Recuerda mucho a Tarantino por la violencia y la grabación de escenas sin tapujos.

Así pues, ese año pudimos ver una grandísima película con un recital del gran Tosar y un sobresaliente ejercicio cinematográfico con un diálogo, camara, ambiente y argumento perfectos. No decae en ningún momento y, si lo hace, sale Malamadre y te come vivo y entero.

Nota: 9/10