Cold War

“Cold War” es un film en blanco y negro que muestra cómo se vive una situación donde las condiciones no acompañan y el amor actúa como catalizador del desastre.

Título original: Zimna wojna
Dirección: Paweł Pawlikowski
Guion: Pawel Pawlikowski, Janusz Głowacki
Fotografía: Łukasz Zal
Reparto: Joanna Kulig, Tomasz Kot, Agata Kulesza, Borys Szyc, Cédric Kahn, Jeanne Balibar, …
Fecha de estreno: 05/10/2018
País: Polonia. Duración: 88′. Género: Drama romántico.
Distribución: Caramel Films. Cines: 52. Trailer.

Sinopsis: la película presenta una historia de amor en el contexto de Guerra Fría entre dos personas cuyo destino les condenará a estar juntos o separados.

El director Pawel Pawlikowski conduce el film usando la música como hilo conductor, atrapando desde el primer momento: desde los coros polacos al jazz de París. Y son justamente las escenas en las que con tan solo oír el piano o el canto de los dos personajes principales, el diálogo se desvanece. Es la música la que permite saber qué está ocurriendo entre la pareja. Me atrevería a decir, incluso, que ésta es la tercera protagonista de la película, añadiendo a Zula y Wictor, la autenticidad que transmiten.

Tanto Tomasz Kot (Wictor) y Joanna Kulig (Zula) merecen ser mencionados, puesto que trasladan cada emoción fuera de la pantalla y hacen una demostración de lo tóxico que puede llegar a ser el amor disfrazado de romanticismo. Por último, destacar los recurrentes y espectaculares juegos de cámara, usando los espejos y reflejos. Permiten gozar de curiosos e interesantes fotogramas en blanco y negro. En definitiva, el color que no hay en la pantalla lo añaden los demás elementos de Cold War.

Lo bueno: la música y el piano.
Lo malo: prácticamente nada.

Nota: 9/10

Escrita por Milena Munjé.

Anuncios

Dioses

DiosesThriller médico. La película que ha triunfado en Polonia trata el tema del primer trasplante de corazón en los años 80 en el país polaco centrándose en la figura de Zbigniew Religa.

A primera vista podría ser un biopic del doctor interpretado por Tomasz Kot de manera creíble y correcta. No obstante, se deshace de la vida de éste y busca mostrar el sacrificio, el sufrimiento, la crítica y la reflexión del tema principal: el trasplante.

Tiene una banda sonora ambiental para alzar la figura del protagonista y desde que empieza hasta que termina mantiene un ritmo de suspense y tensión para que el espectador sienta y no desconecte. Sin embargo, no lo consigue y se hace demasiado larga hasta llegar a cansar.

Va de más a menos porque en los tramos finales parece que el mismo montaje se haya agotado y solo quiera ilustrar el proceso -sin emoción- de los sucesivos trasplantes. Interesante película con decreciente interés.

Nota: 6/10