Después de la tormenta

afterthestormLas emociones de Kore-Eda. El director japonés Hirokazu Kore-Eda vuelve a la gran pantalla con su último drama social basado en retratar la vida de un personaje desilusionado y su evolución con los problemas que le provocan tal sensación.

Volvemos a ver la detallada representación de la sociedad japonesa -como ya vimos en ‘Nuestra Hermana Pequeña’- mediante una familia normal y corriente con sus respectivos quehaceres. El director hace un trabajo minucioso de todo lo que rodea a los personajes correctamente interpretados sin buscar ni una lágrima ni ninguna emoción, simplemente quiere que simpaticemos con cada persona.

Personalmente, me esperaba otro tipo de historia ya que ésta se puede resumir en una hora y media sobre la vida de un hombre y una media hora de una posible reconciliación de pareja. No obstante, la idea de conseguir el objetivo del protagonista con la ayuda de un tifón es original, pero hasta entonces no hay nada a destacar.

Con todo esto, nos queda una típica cinta de drama con el toque personal de Kore-Eda siendo ésta inferior a otras de su filmografía.

Nota: 6’5/10

Nuestra hermana pequeña

Nuestra_hermana_peque_aSachi, Chika, Yoshino y Susu. Cuatro hermanas que viven juntas en Japón cuentan una historia preciosa de amistad y maduración que va más allá de lo que nos presenta el director Kore-Eda. Cada una tiene su rol particular de estilo de vida: la responsable, la juerguista, la ‘hippie’ y la educada. Juntas muestran al espectador su día a día sin olvidarse de quiénes son y qué les une.

La película es presentada de  forma coherente y precisa a su argumento que se desarrolla perfectamente gracias a la naturalidad en que las actrices hacen sus papeles. Puede parecer una historia familiar usual, pero destaca lo bien contada que esta y su montaje y, en ocasiones, el mensaje que nos da.

La hermana pequeña -recién llegada- presenta un proceso de maduración, aprendizaje y ‘desintoxicación’ de los modales correctos y académicos que le enseñaron desde pequeña que se oponen a los de sus hermanas. Por lo tanto, hay un choque de diferentes modos de hacer que convergen entre ellos correctamente y lo exponen al público para que pensemos en nuestras propias experiencias. Asimismo, el filme presenta algunos conflictos dramáticos sin excederse -la madre ausente-.

Una hermana pequeña que da vida a sus hermanas y, a la vez, al director para crear una historia atrayente.

Nota: 7’5/10