Silvio (y los otros)

‘Silvio (y los otros)’ es el retrato decadente, infantil y patético de Silvio Berlusconi, un hombre ridículo.

Título original: Loro: International Cut
Dirección: Paolo Sorrentino (La Gran Belleza)
Guion: Paolo Sorrentino, Umberto Contarello
Fotografía: Luca Bigazzi
Música: Lele Marchitelli
Reparto: Toni Servillo, Elena Sofia Ricci, Riccardo Scamarcio, Kasia Smutniak, Euridice Axén, Fabrizio Bentivoglio, Roberto De Francesco, …
Fecha de estreno: 04/01/2019
País: Italia. Duración: 150′. Género: Drama | Biográfico.
Distribución: DeAPlaneta. Cines: 92. Trailer.

Sinopsis: explica la historia de Silvio Berlusconi quien se encuentra en el momento más complicado de su carrera política. Paralelamente, está Sergio Morra, un hombre que desea dar el salto en sus negocios de provincia y decide que el camino más rápido es acercándose a Silvio. Es aquí cuando entrará en la vida de Il Cavaliere entre fiestas, velinas, extravagancias y excesos.

El film arranca de manera excesivamente excesiva. Desde el minuto cero, las fiestas, las drogas, el sexo y el alcohol hacen acto de presencia para convertir al espectador en un cómplice más del exceso, donde Sorrentino se siente como pez en el agua. Sus imágenes siguen respirando ese desolador magnetismo del que hizo gala en La Gran Belleza aunque, por desgracia, parte del encanto se desvanece a medida que la película avanza, tornándose un tanto repetitiva.

Cuando la figura de Toni Servillo hace acto de presencia, es como si el mundo se detuviera. Su interpretación no es solo lo mejor de la cinta, sino que consigue sustentarla en los momentos delicados de la obra. Flojedad en determinados puntos de la trama provocados, quizás, por el montaje confeccionado para su distribución internacional ya que, en Italia, esta película se estrenó en dos volúmenes de dos horas de duración cada uno.

En definitiva, y a pesar de algunos comentarios negativos criticando la suavidad con la que se trata la figura de un personaje de suma relevancia para la nación italiana, Sorrentino logra confeccionar, con enorme brillantez, el retrato decadente, infantil y patético de Silvio Berlusconi, un hombre ridículo.

Lo mejor: sus imágenes, su magnetismo y Toni Servillo.
Lo peor: repetitiva en algunos tramos.

Nota: 8/10

Escrita por Fer Zaragoza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.