Litus

‘Litus’ es la mejor película de Dani de la Orden y una comedia dramática simpática, entretenida y emotiva.

Título original: Litus
Dirección: Dani de la Orden
Guion: Marta Buchaca, Dani de la Orden
Fotografía: José Luis Bernal Ibañez
Música: Iván Ferreiro, Dani Trujillo
Reparto: Marta Nieto, Álex García, Adrián Lastra, Miquel Fernández, Belén Cuesta, Quim Gutiérrez, Jorge Cabrera, José Manuel Valdés.
Fecha de estreno: 06/09/2019
País: España. Duración: 90′. Género: Drama, Comedia.
Distribución: A Contracorriente Films. Cines: 159. Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de un reencuentro de un grupo de amigos tras el suicidio de uno de sus integrantes, Litus. Durante la reunión empiezan a salir los secretos más íntimos y las tensiones y emociones escondidas durante años.

Después de las dos Barcelonas, dos documentales, dos series, El Pregón y el exitazo de El Mejor Verano De Mi Vida, Dani de la Orden vuelve al cine coEsn esta película, adaptando la obra teatral de Marta Buchaca. El film empieza siendo una comedia y, a medida que avanza, se convierte en un auténtico drama. Su guion es el verdadero protagonista puesto que es una película con muchos diálogos y giros argumentales (algunos difíciles de creer). Además, el director pretende reflejar cómo puede llegar a cambiar a las personas la muerte de un ser querido, en este caso un amigo, y afronta el temible tema de las despedidas.

La clave de la película son sus protagonistas, todos ellos creíbles en sus papeles, destacando a Adrián Lastra que transmite una química especial con Álex García. Cada uno tiene un rol y representan a un determinado tipo de personas con el que, inevitablemente, el espectador empatizará. De esta manera, consigue que se esté atento a todo lo que pasa hasta el final, un bonito homenaje a la amistad.

En mi opinión, Litus es la mejor película de Dani de la Orden porque me hizo pensar, sentir, emocionar, reír, y su ritmo constante, gracias a los diálogos, me entretuvo durante los 90 minutos.

Lo bueno: Adrián Lastra y su banda sonora, a cargo de Dani Trujillo.
Lo malo: algunos giros cuestan de creer.

Nota: 7’5/10