Tierra de Dios

Recuerdos de una posible ‘Brokeback Mountain’ escocesa. El director británico Francis Lee nos trae un relato íntimo y romántico sobre una relación amorosa de dos chicos que viven apartados de la sociedad, en una casa rural en plena Escocia.

La película, con un ritmo pausado, va contando los cambios que sufre el protagonista con la llegada de un inmigrante rumano, tratado de una manera sutil y personal. Ambos actores están creíbles en sus personajes y transmiten al espectador todos sus pensamientos y acciones que va más allá del simple relato romántico y nos adentra en una historia tierna.

Si es verdad que hay momentos que aburre y se hace pesada y, probablemente, como público hace que estés más pendiente de la hora que de lo que realmente te cuenta, pero si te dejas envolver por su naturaleza, amor y delicadeza te darás cuenta de que es una buena película que cuenta más de lo que muestra la imagen y se va cociendo poco a poco.

Lo bueno: la sincronización perfecta entre personajes, naturaleza y reflexiones.

Lo malo: que no se haga interesante desde un principio y se piense que es una típica historia de amor gay.

Nota: 7/10

Distribuida por Karma Films
Estreno en 19 cines
Anuncios