Los Demonios

Inquietudes de la infancia. El director canadiense Philippe Lesage nos trae su primera película sobre las inquietudes y miedos de un niño que, poco a poco, va entrando en la adolescencia y va aprendiendo como es el mundo de su alrededor.

Édouard Tremblay-Grenier es el encargado de encarnar el personaje de Félix y lo hace de manera creíble y sin decaer ya que consigue hacer creer al público todos sus pensamientos y reflexiones mediante sus miradas y actos. En él encontramos la imagen del niño con problemas en casa por culpa de sus padres con unos vecinos peligrosos y unos secuestros en la ciudad que, todo junto, le provocan preocupación y desconfianza, pero a la vez curiosidad e interés.

No obstante, es un film lento que va entrando poco a poco y puede dejar frío al público, pero no deja de ser una película intimista, reflexiva, bien explicada e interesante.

Lo bueno: las reflexiones que provocan en el espectador.

Lo malo: algunas escenas están metidas para aumentar los minutos.

Nota: 6’5/10

Sigue leyendo