Barry Lyndon

Barry_LyndonRealismo y Kubrick. Dos términos que cuando se juntan crean obras de arte. El director más retorcido y polémico quiso hacer una película basada en el siglo XVIII mediante la historia de un personaje muy libertino. Y le salió bien, pero que muy bien.

Esta cinta presenta un argumento muy elaborado que con muy poco consigue hacerlo durar durante tres horas. Partido en dos partes, el filme se nutre de una realidad pura, un auténtico diálogo de época y una fotografía sobresaliente en la cual cada imagen es una verdadera obra de arte -como todas las producciones del director-.

Stanley Kubrick se arriesga haciendo una película diferente y consigue hacer una fascinante obra de arte con todos los elementos bien cuidados y trabajados.

Es un drama de época extremadamente lento y de larga duración que lo que busca es contar una historia para que la sientas y la vivas llegando a momentos que roza el documental.

Nota: 8/10

¡Compártenos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *