• Mayo 1940

    Guerra y huida. Christian Carion dirige su cuarta película centrándose en una historia de la Segunda Guerra Mundial contada por sus padres y llevada al cine con su toque personal de la mejor manera. Es digna de ver por diversos motivos: sus intérpretes trabajan muy bien ciñéndose a sus personajes de forma creíble. La historia es una anécdota llena de vida perfectamente montada y contada. Tiene algunas simbologías sobre la guerra interesantes. Combina perfectamente las escenas de guerra -algunas impactantes- y la huida de las personas que dejan atrás su pueblo para buscar un lugar seguro. Finalmente, la guinda del pastel se la lleva la extraordinaria banda sonora de Ennio Morricone…