Las Distancias

¿Cuáles son nuestras distancias? Esta es la pregunta que plantea y representa la segunda película dirigida por Elena Trapé que, personalmente, su reflexión es interesante, pero su ejecución decepciona.

La película cuenta la historia de un grupo de amigos que decide viajar a Berlín para visitar a un viejo amigo por su aniversario. Éste se sorprende y durante unos días desaparece, poniendo a prueba la amistad de todos. Es aquí cuando la película se encalla porque la primera media hora resulta interesante y entretiene, pero a medida que avanza, pierde ritmo y crea apatía.

El grupo de amigos es curioso y hace una buena radiografía psicológica de todos, gracias, en parte, a la credibilidad que le dan Miki Esparbé, Alexandra Jiménez, Isak Férriz, Bruno Sevilla y María Ribera. Entre ellos hay conexión, hay diálogos peculiares y situaciones que obligan al espectador a pensar.

Sin embargo, el problema reside en que hay escenas en que no pasa nada y hay instantes que les falta una marcha debido a la pérdida de ritmo. Este aspecto va acompañado de aburrimiento y falta de apego con la historia. Personalmente, me hizo pensar y lo agradecí porque el tema de las distancias interiores, exteriores, geográficas, etc es digno de reflexión. No obstante, la película se me hizo eterna y espesa hasta cansar y me quitó de la trama.

Elena Trapé logra transmitir su proposición, pero la ejecución puede no encandilar al público y, en consecuencia, provocar que se olvide fácilmente.

Lo bueno: su mensaje.

Lo malo: su ritmo y puede tomarse como una representación errónea de la juventud.

Nota: 6/10

Distribuida por Sherlock Films
Anuncios