• Detroit

    La indignación de Bigelow. La célebre directora de películas como “En Tierra Hostil” o “La Noche Más Oscura” vuelve a las salas de cine con una apuesta ambiciosa, interesante y decidida a indignar al público. En esta película deja las bombas y el terrorismo para adentrarse en la ciudad de Detroit en julio de 1967 cuando se disputaba una auténtica guerra civil. Nada más empezar la película, ya sabemos que nos encontraremos porque Bigelow nos tiene acostumbrados a un trabajado y buen cine a nivel técnico. La nerviosa puesta en escena del film es la gran protagonista ya que sus idas y venidas desquician y hacen estar en tensión constantemente.…

  • Un Reino Unido

    Una unión convencional, pero necesaria. La directora Amma Asante nos trae un drama racial basado en hechos reales sobre la relación entre el Príncipe de Botsuana y una mujer blanca británica. Una película que nos cuenta una historia necesaria y digna de saber, una más sobre los hechos acaecidos en la descolonización e independencias del siglo XX. Sin embargo, por muy necesaria que sea no hace justicia a los sucedido porque tanto Rosamund Pike como David Oyelowo no son creíbles en sus papeles y sobreactúan en algunos momentos. Además, históricamente no es del todo correcta y no se desmarca como drama racial comparandola con otras películas. Siempre es la misma historia…

  • Loving

    La historia de los Loving. El director Jeff Nichols quiere explicar una historia necesaria de los años 50 en los racistas Estados Unidos cuando un matrimonio entre un hombre blanco y una mujer negra estaba mal visto, se llevaba a juicio y, en concreto, se obligaba a exiliarse de su Estado. La película no solo plantea el tema sobre el racismo de la justicia en ese momento -ya muy visto actualmente- sino, también, la cuestión sobre la preocupación de una madre por la infancia de sus hijos y de criarlos obligadamente en una ciudad. La historia está contada de principio a fin sin desviarse mucho de su hilo argumental y, probablemente,…

  • Gran Torino

    El americano Eastwood. El mítico actor y director del cine dirigió una historia sencilla que requiere credibilidad en todo momento para dejarte envolver. Y así es. Esta película cuenta con una de las mejores interpretaciones de Clint Eastwood con un diálogo soberbio -alguna frase memorable- y más que adecuado para el filme -crea tensión y diversión cuando es debido-. Es graciosa y seria a la vez mezclando ambos elementos que te obligan a estar petrificado escuchando. Además, los primeros minutos -el entierro- retrata a la sociedad para que entres en contexto y lo mantiene hasta el final que invita a una reflexión de amistad (Coreanos-Americano). No obstante, tiene algunas actuaciones poco creíbles…