Matrix Resurrections

‘Matrix Resurrections’ es una secuela pretenciosa y descafeinada que se pierde por el camino.

Matrix Resurrections Lana Wachowski Keanu Reeves Póster Cinezin

Título original: The Matrix Resurrections
Dirección: Lana Wachowski
Guion: Aleksandar Hemon, David Mitchell, Lana Wachowski
Fotografía: John Toll, Daniele Massaccesi
Música: Johnny Klimek, Tom Tykwer
Reparto: Keanu Reeves, Carrie-Anne Moss, Neil Patrick Harris, Yahya Abdul-Mateen II, Jada Pinkett Smith, Jessica Henwick
Fecha de estreno: 22/12/2021
País: Estados Unidos. Duración: 148 min. Género: Acción. Ciencia ficción.
Distribuye: Warner Bros Pictures España. Cines: 200. Tráiler.

Sinopsis: El Sr. Anderson vive una vida normal y corriente en San Francisco mientras su terapeuta le prescribe pastillas azules. Hasta que Morfeo le ofrece la pastilla roja y vuelve a abrir su mente al mundo de Matrix.

Han pasado 18 años desde la última película de la trilogía de Matrix dirigidas por las hermanas Wachowski, una saga que engloba arcos argumentales bien definidos y con un estilo narrativo homogéneo e icónico en muchos aspectos. Aunque Matrix Revolutions cuenta con un cierre, siempre hemos sabido que este universo da pie a más aventuras. Matrix Resurrections pretende expandir y actualizar el concepto primigenio de la trilogía original, pero lamentablemente no llega a convencer con su propuesta.

Las películas de esta saga siempre han tenido esa esencia de complejidad, conspiración y paranoia que puede fascinar o resultar muy densa a partes iguales. En esta entrega nos encontramos de nuevo con estos ingredientes pero dentro de un contexto más realista que en las anteriores. Este aspecto termina jugando en contra como estilo visual al no ofrecer una transición, pues uno de los elementos más llamativos de la trilogía original era esa apariencia fotorrealista, ciberpunk y artificial, complementado con una paleta de colores oscuros y convenientemente verdosos. Asimismo, el apartado artístico se siente relegado, poco inspirado, además de unos efectos especiales muy por debajo de lo que se espera.

Por otra parte, el filme no consigue mantener el interés de su premisa y se va diluyendo a medida que avanza el metraje. Su primera media hora genera un interés genuino y nos hace sentir partícipes de esa misma realidad planteada. Sin embargo, esta idea no se sostiene ni se justifica completamente, aun cuando se nota un esfuerzo por atar cabos sueltos que, junto a la inclusión de escenas retrospectivas de las anteriores películas, el efecto nostalgia termina por empalagar. La resolución de todo el conflicto se siente forzada, apresurada y romantizada.

En definitiva, Matrix Resurrections es una secuela innecesaria, pretenciosa y con falta de inspiración conceptual, tanto en aspectos artísticos como argumentales. Sus escenas de acción no sorprenden ni generan esa espectacularidad icónica de sus antecesoras. Su metraje resulta innecesariamente excesivo que, junto a un ritmo narrativo pesado, puede llegar a aburrir. Plantea ideas interesantes, pero no las logra desarrollar. Incluso, la película es consciente de sí misma y de alguna manera se toma muy en serio intermitentemente. Los protagonistas están desaprovechados y se sienten poco inspirados. Como secuela, no había nada nuevo que contar que verdaderamente justificara una nueva película, aun cuando el planteamiento inicial fuera, como mínimo, curioso e interesante.

PD: Incluye una muy breve escena poscréditos.

Lo bueno: la banda sonora y la idea planteada al principio.
Lo malo: el desarrollo del argumento, la pérdida de la estética fotorrealista/ciberpunk, los efectos especiales y la resolución romantizada del final.

Nota: 5/10

Escrito por Gabriel Bonanni Caldeira | Twitter | Instagram |

¡Compártenos!

GABRIEL BONANNI CALDEIRA

Venezuela (Junio, 1988). Periodista licenciado en Ciencias de la Comunicación Audiovisual, cinéfilo y aficionado a los cómics. Amante de la música electrónica, soñador despierto y coleccionista. ¿Mi película favorita?: 'Cinema Paradiso' (Giuseppe Tornatore, 1988). TW @GabrielBonanni | IG @gabriel_bonanni

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *