La Crónica Francesa

‘La Crónica Francesa’ es un Wes Anderson más ambicioso y exagerado que ‘El Gran Hotel Budapest’ y, por consiguiente, más aburrido y tedioso.

Título original: The French Dispatch
Dirección: Wes Anderson
Guión: Wes Anderson
Música: Alexandre Desplat
Fotografía: Robert D. Yeoman
Reparto: Benicio del Toro, Frances McDormand, Jeffrey Wright, Adrien Brody, Tilda Swinton, Timothée Chalamet, Léa Seydoux, Owen Wilson, Mathieu Amalric, Bill Murray, …
Fecha de estreno: 22/10/2021
País: Estados Unidos. Duración: 108 min. Género: Comedia. Drama.
Distribuye: 20th Century Studios. Cines: 195. Tráiler.

Sinopsis: explica cuatro historias interconectadas entre sí extraídas de un periódico estadounidense ficticio del siglo XX.

El director texano Wes Anderson se ha ganado la etiqueta de ser «uno de los cineastas más especiales e icónicos del panorama actual» con más de veinte trabajos, en casi treinta años de carrera, caracterizándose por su inolvidable estética, las melodías de Alexandre Desplat y sus indescriptibles personajes. Ahora, con La Crónica Francesa, se podría afirmar que ha llegado al punto álgido de su historia, puesto que en esta película combina su particular estética con la animación, mezclando cuatro historias principales, y sus subtramas, para realizar un tierno y sincero homenaje al periodismo. 

Más allá de este homenaje, el espectador asiste a un conglomerado de géneros y registros, diferenciados por sus protagonistas y su estética, que se van exponiendo y reexponiendo, provocando un relato irregular, tanto en el ritmo como en su interés. Es decir, ninguna de las historias se hacen interesantes y tampoco atrayentes, aparte de que entre ellas están descompensadas y son fácilmente olvidables. Además, Anderson no deja tiempo para el procesamiento de la información ni espacio para la reflexión, llegando a abrumar y saturar. Por consiguiente, es un visionado dificultoso y, a nivel personal, tedioso.

Así pues, La Crónica Francesa, más que un homenaje al periodismo, se podría considerar como un homenaje al propio cine de Wes Anderson con la combinación de estilos, estéticas e historias. Seguramente, por ello, si no eres amante de su cine quedas automáticamente fuera de juego o si pretendes degustarla con la máxima curiosidad terminarás con un sabor amargo de sobrecarga, exageración y aburrimiento.

Lo bueno: tópicamente, su estética, y el homenaje repleto de amor y ternura por el periodismo.
Lo malo: es cuestión de tiempo aburrirse y perderse entre historias, subhistorias.

Nota: 6/10

¡Compártenos!

Cinezin

Quien firma esta entrada es Arnau Roura, creador y director de Cinezin.com. Un proyecto personal iniciado en 2015 con el único objetivo de escribir sobre cine. Reseñas de películas en cartelera y plataformas, actualidad relevante, monográficos cinéfilos, listados de películas, entrevistas a celebridades, cobertura a festivales de cine (Cannes, Berlín, San Sebastián, Sitges, BCN Film Fest, D'A Film Fest, entre otros) y asistencia a premios de cine (Goya, Feroz, Gaudí). Somos miembros de la AICE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *