Annette

‘Annette’ es una rareza en mayúsculas, desconcertantemente estimulante y musicalmente apabullante. Un concierto de Sparks llevado al cine.

Título original: Annette
Dirección: Leos Carax
Guion: Ron Mael, Russell Mael (Sparks)
Fotografía: Caroline Champetier
Música: Ron Mael, Russell Mael (Sparks)
Reparto: Adam Driver, Marion Cotillard, Simon Helberg, Dominique Dauwe, Kait Tenison, Latoya Rafaela, …
Fecha de estreno: 20/08/2021
País: Francia. Duración: 140 min. Género: Musical. Drama.
Distribuye: Filmin. Cines: 58. Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de Henry, un monologuista cómico de humor incisivo, y Ann, una cantante de renombre internacional. Centro de todas las miradas, juntos forman una pareja feliz rodeada de glamour. El nacimiento de su primogénita, Annette, una niña misteriosa con un destino excepcional, les cambiará la vida.

¿Son Sparks los nuevos Queen? Tal vez no, pero han sido comparados en múltiples ocasiones por ser un grupo de rock operístico que destacan por sus originales y esperpénticos números musicales. Vivir un concierto suyo es todo un espectáculo y toda una experiencia. Tal y como es Annette. Inicialmente concebida como un Álbum musical, el grupo decidió reconvertir la historia de Annette en una película, escogiendo al director francés Leos Carax después de conocerlo en la también atípica Holy Motors. Y, el resultado final es una rareza en mayúsculas, desconcertantemente estimulante y musicalmente apabullante, como si de un concierto de Sparks se tratara.

Ninguna sinopsis o argumento que se escriba sobre la película hará justicia a la experiencia que han creado Sparks, Carax y el actor Adam Driver (Historia de un Matrimonio, La Suerte de los Logan, Silencio, Paterson) ahora como productor y protagonista. De manera reduccionista podríamos escribir que Annette consiste en una historia de amor tóxico (recuerda a Perdida o Malcom & Marie), de futuros exitosos (recuerda a La La Land) y de cómo el éxito corrompe a las personas (recuerda a El Lobo de Wall Street). Asimismo, podría considerarse como una representación y crítica al mundo contemporáneo, a las sociedades actuales en las cuales sobra la hipocresía y las falsedades, y las ansias de prosperar. Sin embargo, cada espectador/a que visualice esta obra tendrá una interpretación. Annette, en este sentido, es única y especial.

Aun así, no es para todos los públicos ni para cualquier mente. Requiere un esfuerzo abismal entrar en ella y en su psicología. No deja indiferente, pero puede llegar a agotar hasta el punto de rozar la pedantería extrema. El estilo de Carax y Sparks para explicar esta historia de amor a su particular manera puede no gustar e incluso aborrecer. Por suerte, su conjunto contiene elementos que perturban, estimulan, desconciertan y fascinan, convirtiéndola en una experiencia única y mágica (¿veremos algo igual este 2021?). Al final, por suerte o por desgracia, Baby Annette pasará a la historia de la década y difícilmente volveremos a ver igual a Adam Driver en una película. Marion Cotillard (Aliados) realiza un excelente trabajo pero, desgraciadamente, queda eclipsada por el resto del conjunto de la obra de Carax el cual consagra su estilo como director.

Lo bueno: su conjunto exterior (escenarios, fotografía, actuaciones, música, decorados, vestuario). Y el número final.
Lo malo: su perturbador interior al cual es difícil acceder y empatizar, y su largo metraje.

Nota: 7/10

¡Compártenos!

Cinezin

Quien firma esta entrada es Arnau Roura, creador y director de Cinezin.com. Un proyecto personal iniciado en 2015 con el único objetivo de escribir sobre cine. Reseñas de películas en cartelera y plataformas, actualidad relevante, monográficos cinéfilos, listados de películas, entrevistas a celebridades, cobertura a festivales de cine (Cannes, Berlín, San Sebastián, Sitges, BCN Film Fest, D'A Film Fest, entre otros) y asistencia a premios de cine (Goya, Feroz, Gaudí). Somos miembros de la AICE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *