Tiempo

‘Tiempo’ es una historia prometedora, pero completamente estúpida y una pérdida de tiempo.

Título original: Old
Dirección: M. Night Shyamalan
Guión: M. Night Shyamalan. Novela gráfica: Pierre-Oscar Lévy, Frederick Peeters
Música: Trevor Gureckis 
Fotografía: Mike Gioulakis
Reparto: Gael García Bernal, Vicky Krieps, Thomasin McKenzie, Rufus Sewell, Abbey Lee, Ken Leung, Alex Wolff, Eliza Scanlen, …
Fecha de estreno: 30/08/2021
País: Estados Unidos. Duración: 108 min. Género: Intriga. Thriller.
Distribuye: Universal Pictures. Cines: 331.  Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de una familia que, durante sus vacaciones en un paraíso tropical, empieza a percibir que en la recóndita playa elegida para relajarse unas horas suceden algunas anomalías temporales.

Hace años que los productos de M. Night Shyamalan no convencen para quien escribe estas líneas. De hecho, muy pocas se podrían situar en su Olimpo. Ni El Sexto Sentido, por dejarlo claro desde un inicio. Por eso, su nuevo thriller, a nivel personal, es una pérdida de tiempo (valgáse la redundancia). Precisamente, de eso trata Tiempo u Old (Viejo) en inglés. Utiliza el famosísimo recurso del «tiempo», con la ya trillada reflexión sobre la inevitabilidad del paso del tiempo, para presentar una historia medianamente original, pero completamente estúpida.

Durante sus 108 minutos asistimos a un thriller fantástico e intrigante, con sus dosis de suspense pertinentes, en el cual un grupo de personas deciden descansar en una playa tropical en la que el tiempo pasa volando. Un «tempus fugit» en toda regla. Con esta interesante premisa acompañamos al elenco actoral, capitaneado por un sobreactuado Gael García Bernal, en su búsqueda de respuestas a las preguntas que les amenaza dicha playa tropical. Así durante todo el metraje, exprimiéndolo al máximo y cayendo en la repetición, la previsibilidad y el aburrimiento, siendo más propio de un capítulo de Black Mirror que en una película.

El peor elemento del film es su resolución final, digna de un tebeo e indigna de Shyamalan. Totalmente inverosímil. Asimismo, otro elemento negativo es entrar a ver la película con poco interés y salir con absoluta indiferencia. El director de La Visita o Múltiple decepciona con creces en este trabajo más propio de un episodio que de una película y con unos diálogos e interpretaciones nada creíbles y/o exageradas. Por suerte, Shyamalan no ha perdido su habilidad por incomodar y ofrecer argumentos originales, pero no son suficientes para una película, en opinión personal, estúpida.

Lo bueno: la puesta en escena y la originalidad de Shyamalan.
Lo malo: la resolución final.

Nota: 4/10

¡Compártenos!

Cinezin

Quien firma esta entrada es Arnau Roura, creador y director de Cinezin.com. Un proyecto personal iniciado en 2015 con el único objetivo de escribir sobre cine. Reseñas de películas en cartelera y plataformas, actualidad relevante, monográficos cinéfilos, listados de películas, entrevistas a celebridades, cobertura a festivales de cine (Cannes, Berlín, San Sebastián, Sitges, BCN Film Fest, D'A Film Fest, entre otros) y asistencia a premios de cine (Goya, Feroz, Gaudí). Somos miembros de la AICE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *