Adam

‘Adam’ es un sincero y emotivo drama sobre la valentía y el esfuerzo de todas las madres solteras.

Título original: Adam
Dirección: Maryam Touzani
Guion: Maryam Touzani, Nabil Ayouch
Fotografía: Virginie Surdej
Reparto: Lubna Azabal, Nisrine Erradi, Douae Belkhaouda, Aziz Hattab, Hasnaa Tamtaoui.
Fecha de estreno: 06/11/2020.
País: Marroc. Duración: 98 min. Género: Drama.
Distribuidora: 
Karma Films. Cines: 32. Trailer.

Sinopsis: explica la historia de Samia, una joven madre embarazada que busca empleo y techo. Un día lo encuentra en la humilde pastelería de Abla, la cual vive sola con su hija Warda de 8 años. Con el tiempo, las tres se les abrirá la posibilidad de construir una nueva vida juntas.

Llega a la cartelera española una película sincera, veraz y emotiva que nos transporta a Marruecos y sus calles transitadas por la mañana y desérticas por la noche. A partir del personaje de Samia, una chica embarazada, sin novio ni marido, probablemente violada, que espera encontrar un empleo y techo donde vivir, la directora Maryam Touzani nos relata una historia sobre la condición de la mujer soltera en el país marroquí. Inaugura su filmografía de la mejor manera, consiguiendo realizar, a nivel argumental, un trabajo interesante y riguroso sobre un tema poco común y, a nivel técnico, una ópera prima muy loable y correcta.

El film no contiene música. No la necesita. El drama, la preocupación y desesperación están reflejadas en la cara Samia, que interpreta magistralmente Nisrine Erradi. Está embarazada de un niño no deseado, como ella misma afirma, y no quiere que, por el simple hecho de estar en este estado, no pueda conseguir trabajo. A partir de aquí, conoce a Abla, mujer soltera, madre de una niña (muy destacable la nóvel actuación de Douae Belkhaouda) y responsable de una panadería. A través de ella, el film nos acerca a las delicias dulces de la repostería marroquí pero, sobre todo, nos presenta un drama desgarrador y transnacional. Éste es el de una mujer que ha perdido el marido, que debe encargarse de la educación de su hija y, al mismo tiempo, de un humilde negocio para subsistir. El debate que se le presenta cuando decide dar cobijo por unos días a Samia es de gran relevancia que la misma directora sabe tratar con mucha delicadeza. 

De este modo, el film va entrando en diferentes reflexiones y pensamientos mediante los personajes de tres mujeres de distinta generación, Samia, Abla y Warda. Por este motivo, Adam se convierte en un drama-homenaje a todas aquellas madres solteras de Marruecos y, al mismo tiempo, en una sutil denuncia a la condición de delito en la que se encuentran dichas mujeres. Maryam Touzani ha relatado una historia sincera y muy emotiva con un epílogo muy intimista para aquellos espectadores que decidan ver un drama tranquilo en ritmo y nervioso en lo emocional.

Lo bueno: el cambio del personaje de Abla.
Lo malo: el epílogo se alarga demasiado pese a ser el punto álgido de emoción.

Nota: 8/10

¡Compártenos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *